traductor

miércoles, 14 de noviembre de 2012

LOS NUEVOS AMOS DEL MUNDO UN LIBRO DE JEAN ZIEGLER ESCRITOR SUIZO

1
 
Los Nuevos Amos del Mundo
y los que les resisten
Jean Ziegler
EDICIONES FAYARD – PARÍS
SEPTIEMBRE 2002
PRESENTACIÓN
Para los hermanos de la Misteriosa Fraternidad de la Noche.
Para los que se interesan por conocer algo más de la
Depredación Globalizada y se deciden a hacer algo para impedirlo.
Hemos intentado resumir y presentar las ideas centrales del
libro del Profesor Jean Ziegler: Los Nuevos Amos del Mundo.
Esperamos poder hacer con este trabajo un aporte a la
comprensión y sobre todo a la transformación de la sociedad
en que vivimos.
Gracias por su interés, por su comprensión.
Gracias al Profesor Ziegler por este trabajo. Por esta
herramienta para la liberación de los sometidos.
URRACAS EMAÚS
GRUPO DE REFLEXIÓN DE GINEBRA
JUNIO 2003
Prefacio:
LA HISTORIA MUNDIAL DE MI ALMA
 
Como prólogo de este libro, una escena emblemática de agosto 1999,
que permanece en las memorias. En el aeropuerto de Bruselas, dos
adolescentes guineses que, huyendo de la miseria, son encontrados muertos
en la caja del tren de aterrizaje. Un resumen del abismo entre los
depredadores, “las oligarquías capitalistas transcontinentales”, y las víctimas,
“la inmensa mayoría de los habitantes de la tierra”. Continúa después un
texto de combate:
“Los cuatro caballeros del Apocalipsis del subdesarrollo son: el hambre,
la sed, las epidemias y la guerra. Ellos destruyen cada año más hombres,
mujeres y niños que la carnicería de la Segunda Guerra Mundial durante seis
años. Para los pueblos del Tercer Mundo, la Tercera Guerra Mundial está en
curso”.
Cada día sobre la fase del planeta mueren 100.000 personas de
hambre o de las consecuencias inmediatas de ésta (...)
Cada siete segundos en la tierra, muere de hambre un niño menor de
10 años.
El hambre y la mal nutrición crónica constituyen una maldición
hereditaria: cada año decenas de millones de madres gravemente
subalimentadas mueren en el mundo, por lo tanto mueren irremediablemente
decenas de millones de niños por nacer.
Todas esas madres subalimentadas y que pudiendo dar vida,
recuerdan esas mujeres condenadas de Samuel Beckett, “que cabalgan
sobre la muerte...” “el día brilla un instante, y luego nuevamente la noche” (...)
En el estadio actual de desarrollo de las fuerzas de producción agrícola,
la tierra podría nutrir normalmente 12 mil millones de seres humanos. Nutrir
normalmente significa proveer a cada individuo de una alimentación
equivalente a 2.700 calorías por día.4
Sin embargo no somos más que algo de seis millares de individuos
sobre la tierra y cada año 826 millones sufren de subalimentación crónica y
mutilante.
La ecuación es simple: el que tiene dinero come y vive. El que no lo
tiene sufre y puede llegar a la invalidez o muere.
El hambre persistente y la subalimentación crónica marchan de la mano
del hombre. Se deben directamente “al orden de muerte” mundial.
“Quien muere de hambre es víctima de un asesinato”.
Cerca de dos mil millones de seres humanos viven en lo que el
Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) llama “la miseria
absoluta”, sin un ingreso fijo, sin trabajo regular, sin habitación adecuada, sin
cuidados médicos, sin alimentación suficiente, sin acceso a agua limpia, sin
escuela (...)
Aminata Traoré cuenta de una costumbre magnífica de las Bambaras
del borde del Río Níger en Malí.
Con ocasión de las fiestas de Tabaski y de Ramadán, los padres, los
amigos y los vecinos se hacen visitas para intercambiar saludos. Cuando
franquean el umbral de la casa, los visitantes pronuncian una frase que ha
permanecido sin cambio desde la noche los tiempos: “saludos de los
enemigos, saludos de los amigos... que tus propios saludos sean acogidos
favorablemente”. Jamás he leído una definición más bella, más precisa de la
democracia. El ser humano es el único que puede conocer lo que hay de más
íntimo en si mismo, lo que desea realmente para él, para los que están cerca
y para sus semejantes (...)
Franz Kafka, escribe esta frase enigmática: “lejos, lejos de ti se
desarrolla la historia del mundo... la historia mundial de tu alma”.
Yo soy el otro, el otro soy yo. Es el espejo que permite al mundo
reconocerse. Su destrucción, destruye la humanidad en mi; su sufrimiento,
incluso si yo me protejo, me hace sufrir.
Hoy en día la miseria de los humildes aumenta la arrogancia de los
poderosos que se hace insoportable. La historia mundial de mi alma camina 5
hacia la pesadilla. Pero, sobre las alas de la paloma, la revolución se
aproxima. Escribiendo, quiero contribuir a deslegitimar la glorificación de los
señores.
El depredador es la figura central del mercado capitalista globalizado,
su codicia es el motor. Acumula dinero, destruye el Estado, devasta la
naturaleza y los seres humanos y pudre por la corrupción a los agentes de
los cuales tiene necesidad entre los pueblos que domina. Mantiene sobre la
tierra los paraísos fiscales reservados para su uso exclusivo.
Fieles mercenarios y eficaces servidores de las órdenes de los
depredadores son los bomberos pirómanos del Fondo Monetario
Internacional, los fanáticos seguidores del Banco Mundial y los de la
Organización Mundial de Comercio.
Frente al Estado que agoniza ¿dónde se encuentra el sujeto colectivo
que restaurará la exigencia del bien público y restablecerá los derechos de
hombres y mujeres humillados?
Una nueva sociedad civil planetaria, que vuelve a encontrarse por una
misteriosa fraternidad de la noche, surgida de los escombros del Estado
Nacional se confronta de manera radical al imperio de los depredadores. Ella
organiza la resistencia. La compone una multitud de frentes de rechazados y
excluidos. Estos combates hacen nacer una esperanza inmensa.
José Martí escribe: “ es la hora de los hornos y sólo hay que ver la luz”.
Y “nosotros no tenemos más que mirar la luz”. Nuestra esperanza es la
solidaridad.6
PRIMERA PARTE
LA MUNDIALIZACIÓN
HISTORIA Y CONCEPTOS7
I
UNA ECONOMÍA DE ARCHIPIÉLAGO
La codicia obsesiva y sin límites de los ricos del primer mundo aliada a
la corrupción que practican las oligarquías de los países en vías de
desarrollo, constituyen un gigantesco complot de muerte.
Por todas partes en el mundo y cada día se reproduce la masacre de
inocentes de Belén.
- 0 -
El máximo de integración de la economía nacional en el mercado
mundial conduce a una máxima destrucción de la sociedad nacional
mundializada.
Caso de Brasil entre siglos XVI – XIX.
 
Existe una estrecha relación entre los todopoderosos, fuerza actual de
los Señores del Capital financiero globalizado y la sumisión de las naciones
proletarias: estas relaciones son desde hace mucho tiempo, complejas y muy
raramente comprendidas.
Las oligarquías reinantes de los inicios del Siglo XIX, como todos
sabemos, proceden del Hemisferio Norte del planeta; disponen de medios
financieros prácticamente ilimitados. En tanto, sus víctimas están
frecuentemente desprovistas de todo, sin poder oponerse. ¿Cómo se explica
esta desigualdad?
En las colonias de ultramar los Señores han practicado desde fines del
Siglo XVI un saqueo sistemático. Este es el fundamento de la acumulación
primitiva del Capital en Europa.
 
Los tesoros llegados desde fuera de Europa, producto del trabajo
forzado de los indígenas reducidos a la esclavitud, por la coerción, el pillaje y
la muerte, fluían hacia la Madre Patria para funcionar en ella como capital.8
La historia moderna del capital se remonta a la creación del Comercio y
del Mercado de dos Mundos (Siglo XVI).
El Régimen Colonial aseguraba el abastecimiento a la naciente
manufactura, en la que la acumulación se redoblaba, gracias al monopolio del
Mercado Colonial.
Son principalmente los africanos – hombres, mujeres y niños – que
pagan con su sangre y sus vidas, desde el Siglo XVI, en condiciones de una
indiscutible crueldad, la acumulación primitiva del Capital Europeo.
Gracias al capital acumulado en las Colonias, Europa pudo financiar de
manera rápida el proceso de industrialización del Siglo XVIII. También pudo
hacer frente al éxodo rural y llevar a cabo la transformación de sus
campesinos en obreros.
La concomitancia del éxodo rural y el crecimiento industrial está en la
base del modelo de desarrollo que constituye hoy en día la fuerza de Europa.
- 0 -
En la actualidad, los países del Tercer Mundo se enfrentan a:
- La mundialización que ha golpeado en pleno rostro del cuerpo social
ya groseramente debilitado del todo y privado de las fuerzas
necesarias para resistir.
- El crecimiento demográfico.
Cada minuto, nacen 223 personas; de ellos, 173 son del Tercer Mundo.
En el año 2.025 serán 8 mil millones y en África habrá mil trescientos
millones de habitantes (12% del planeta).
 
Luego de la caída del Muro de Berlín, la desaparición de la URSS y la
criminalización parcial del aparato burocrático de China, la globalización
adquirió un gran impulso. Con ella apareció la precarización del trabajo, la
desprotección social tan trabajosamente lograda.
Prácticamente desaparece la economía como actividad creativa que
produce bienes y servicios para la gente.9
El capital financiero en circulación por si mismo es virtual; actualmente
18 veces más elevado que la suma total de los bienes y servicios producidos
en un año y disponibles para el mundo. Crecen las desigualdades:
- Los ricos se hacen rápidamente más ricos.
- Los pobres cada vez más miserables.
Asistimos a la constitución de un mundo virtual que no es asimilable al
mundo geográfico – histórico tradicional.
- 0 -
Consideremos por un momento la evolución terminológica del concepto
“globalización”, que es un anglicismo que comenzó a utilizarse a fines de los
años sesenta, por el mediólogo canadiense Marshall MacLuhan y
especialistas norteamericanos en “problemas de comunismo”. Inventaron el
término “Aldea Global”.
Brezezinski, Asesor de Seguridad de USA, fue el primero en sacar
conclusiones del proceso de la guerra de Vietnam y propone una sólida
industrialización hacia el progreso para los países de la periferia, haciendo
ver que con la revolución electrónica se producía la concretización de la
superpotencia norteamericana, como la “primera sociedad global de la
historia”; introduciendo la tesis del fin de las ideologías y de las utopías.
El equivalente francés “mundialización” era un término que se venía
utilizando desde hace tiempo. Hasta que en 1992 los términos
“multinacionales”; “transnacionales”, expresiones como “empresas sin
fronteras”, “globalización financiera”, “mundialización de mercado”,
“capitalismo mundial”; serían los nuevos términos para señalar las nuevas
tendencias.
Luego de la Guerra del Golfo de 1991, Washington pudo anunciar
finalmente el nacimiento de un “nuevo orden mundial”. Esta sería la base
para después llegar a la “globalización” o “mundialización” sin apellidos.
A partir de la creación de la Organización Mundial de Comercio (OMC)
esta terminología se comenzó a utilizar por todo el planeta.
Es la visión satelital de la tierra que han construido las grandes
compañías.10
Progresivamente, se van desintegrando los regímenes del mundo,
países completos que salen de la historia y como fantasmas se pierden en la
noche.
La globalización o mundialización está por consiguiente, muy lejos de
corresponder a un desarrollo económico verdaderamente mundializado. Por
el contrario conduce al desarrollo estrechamente localizado, de centros de
negocios donde se establecen las grandes firmas, los bancos, las
aseguradoras, los servicios de marketing y de comercialización, los mercados
financieros.
La mundialización diseña de esta manera sobre toda la superficie del
globo una especie de red esquelética que reúne algunas grandes
aglomeraciones; entre las cuales asistimos al “avance del desierto”. Entramos
en la época de la “economía de archipiélago”. Este modelo con “múltiples
velocidades” nos empuja a la destrucción de todo tipo de sociedades y de
sociabilidades conocidas en el pasado y marca, sin duda por largo tiempo, el
fin del sueño de un mundo por fin unificado, reconciliado consigo mismo y
viviendo en paz.
La realidad del mundo mundializado consiste en una
sucesión de islotes de prosperidad y de riqueza, flotando en un
océano de pueblos que agonizan.11
II
EL IMPERIO
Agosto 1991, fecha emblemática en que implosionó la URSS.
Hasta esa fecha, un hombre de cada tres vivía bajo un régimen llamado
“comunista”. Los dos imperios se confrontaban en lo que se llamaba “La
Guerra Fría”.
¿Cómo explicar la caída inesperada y brutal de la URSS y sus
políticas?
Las razones son numerosas. Las principales de orden económico. El
carácter centralizado del aparato político y la corrupción, hacían difícil el
surgimiento de iniciativas y se deterioraba progresivamente la productividad
económica.
El término de la bipolaridad hizo crecer una gran esperanza en el
planeta. Millones de hombres y mujeres creían sinceramente en el triunfo de
la libertad que se aproximaba. La ilusión de un mundo civilizado,
democrático, ordenado según los principios de la razón, llega a su fin con
medio siglo de retraso.
- 0 -
Durante 50 años, los principios enunciados en la Declaración Universal
de los Derechos del Hombre (1948) se vieron dificultados por la gran vitalidad
de las Superpotencias. La URSS y sus seguidores pretendían realizar los
derechos a través del Comunismo y la Dictadura del Proletariado y por otro
lado USA y sus aliados pretendían hacerlo a través del Capitalismo y la
democracia. La Guerra Fría había congelado por más de medio siglo toda
posibilidad de proyecto colectivo de humanidad.
Las oligarquías del capital financiero, por lo demás triunfantes, tomaron
una decisión que hasta hoy día no podemos calcular en su efecto. En lugar
de actuar a través de los mecanismos establecidos por la ONU que en alguna
medida aparentaban la seguridad colectiva; los Señores del Capital optaron
por la fuerza militar de la Superpotencia Norteamericana.12
En lugar del arbitraje de la ONU en los conflictos entra países, ellos
optaran por la dictadura del Imperio de USA.
En lugar de poner la economía de la producción y distribución en
relación con las necesidades de los habitantes del planeta, ellos la
subordinaron a la “mano invisible” del Mercado.
Al hacer la opción por el Imperio de USA en lugar de una democracia
planetaria, los Amos del Mundo han hecho retroceder la humanidad varios
siglos.
Entre todas las oligarquías particulares que constituirían el “cartel de los
Amos del Mundo”, la oligarquía norteamericana era sin duda la más
poderosa, la más creativa, la más vital. Ellos ya habían sometido al Estado
para convertirlo en un medio al servicio de sus intereses privados. Sin este
Imperio y la fuerza de choque que constituye su aparato militar y policial, el
cartel de los Amos Mundiales no podría sobrevivir.
El poderío militar implementado para hacer frente a la URSS, es ahora
utilizado para poner en marcha y proteger el capital financiero mundializado.
Este capital imperialista colosal se desarrolla de manera casi autónoma.
Surgido de la jerarquía, revitalizado, agrega una violencia propia a la
violencia del capital.
Hace más de 2.000 años Marco Aurelio lanzaba esta advertencia: “El
Imperio es superior al Reino”. Es decir, al resto de esos poderes. Esta lección
fue administrada por numerosos emperadores de pueblos de Occidente y del
Oriente. Las oligarquías capitalistas contemporáneas proceden de la misma
manera. Su Imperio domina por sobre los otros poderes. El Orden
Imperialista destruye necesariamente los Estados Nacionales y toda otra
soberanía que pueda resistirles.
 
La arrogancia del Imperio Norteamericano no tiene límites:
- “Estamos en el Centro y comprendemos que allí debemos permanecer.
USA debe dirigir el mundo, llevando la llama moral, política y militar del
derecho y la fuerza y servir de ejemplo a los demás pueblos”. Jessé Helm
Presidente de Comisión Relaciones Exteriores del Senado de USA.
- “Para que la mundialización funcione, USA no debe temer actuar como la
Superpotencia invencible que es en la realidad... La mano invisible del
mercado no funcionará jamás sin un puño visible. McDonnals no puede 13
expandirse sin MacDonnel Douglas, el fabricante de los F – 15. Y el puño
invisible que asegura la seguridad mundial de la tecnología de la Silicon
Valley, se llama Ejército, Aviación, Marina y los marines de USA Thomas
Friedman.
- El dogma ultra – liberal proclamado por los dirigentes de Washington y
Wall Street se inspira en un egoísmo formidable, un rechazo casi total de
toda solidaridad internacional y una voluntad absoluta de imponer sus
deseos o los pueblos del planeta.
Esto explica la política de USA de rechazar las prohibiciones contra las
minas antipersonales; el oponerse a una Corte Internacional de Justicia, ya
que ellos no aceptan que ningún poder, salvo el de ellos, puede juzgar a sus
soldados o agentes que comenten los crímenes del mundo.
La razón del Imperio prima sobre el derecho Internacional. Sólo ellos
pueden determinar a quien bombardear, a ordenar un bloqueo económico, a
determinar quienes son los buenos y a quienes castigar.
- Otra característica de la política exterior del Imperio es su doble lenguaje.
En Palestina, Sharon práctica el asesinato selectivo, la detención
arbitraria, destruye las casas y las fábricas de territorios autónomos y USA no
dice nada en contra.
Pero parece muy preocupado por los derechos humanos en Irán y en
Irak.
En enero 2000 Vladimir Putin instaló el terror en la República de
Chechenia con torturas, asesinatos y prisioneros, y USA le canceló gran
parte de la deuda externa al Gobierno de Rusia.
 
- Luego de instalarse la Administración de Bush en la Casa Blanca, son las
multinacionales del Petróleo y de las armas las que controlan lo
fundamental del poder y las decisiones.
La política del Imperio está marcada por una gran hipocresía. Durante
años los Estados industrializados elaboraron una propuesta para suprimir los
“Paraísos fiscales”, donde se trafica y se lava el dinero de origen criminal. Sin
embargo, el gobierno de USA en el 2001 rechazó firmar la convención que
prohibía estos paraísos.14
Lo mismo sucedió con la producción, uso y distribución de armas
biológicas. Acusó a Estados Árabes de usarlas y ellos se niegan a sancionar
su eliminación.
- La misma suerte han corrido los acuerdos para limitar la producción de
CO2 (acuerdo de Kyoto) producida por la industria de automóviles y las
petroleras y la limitación de misiles de alcance intercontinental que
afectaban los intereses del complejo militar – industrial de USA.
- El 11 de septiembre 2001 un atentado contra las Torres Gemelas de New
York provocaron gran conmoción. Se acusa a terroristas fundamentalistas
islámicos. Puede que haya algo de razonable, pero no podemos olvidar
que gran parte de los fundamentalismos tienen su base y su caldo de
cultivo en la exclusión, la miseria, la denegación de la justicia, la falta de
perspectivas.
El Gobierno de Bush llamó a luchar contra el terrorismo utilizando la
guerra, la restricción de las libertades públicas; pero también con la
intensificación de las privatizaciones, la extensión de la liberalización de los
mercados, con una reducción aún más drástica de las políticas de
redistribución de la riqueza a través de las políticas públicas.
En relación al libre mercado, Bush envió una ley al Parlamento poco
antes de la Conferencia de la OMC en Qatar, noviembre 2001, justificándola
de la manera siguiente: “los terroristas han atacado el Centro Mundial de
Comercio (Torres Gemelas). Nosotros las vengaremos expandiendo y
estimulando el comercio mundial”.
En esta reunión de la OMC, la embajada de USA planteaba: “ El libre
comercio no es simplemente un asunto de eficacia económica. Promueve los
valores de la libertad”.
Para imponer esta afirmación, USA ha elegido la supremacía militar, en
lugar de la diplomacia.
Sus presupuestos militares han crecido de manera significativa y por
extraña coincidencia aparecen propagandeando esta estrategia y como
voceros del Complejo Militar Industrial nombres como: Georges Bush padre,
James Baken ex – secretario de Estado, Frank Carlvcii, ex – secretario de
Defensa y otros, todos involucrados en negocios que son “legales” pero que
huelen a podrido.
El Secretario de Defensa Donald Rumsfeld, plantea al Congreso un
presupuesto militar que le permita a USA mantener dos guerras grandes de 15
manera simultánea en cualquier parte del planeta; mantener varias guerras
de baja intensidad y asegurar una perfecta defensa del territorio nacional
simultáneamente. Todo parece indicar que el “Águila” ha aterrizado y
pretende tener al planeta dentro de sus garras.
USA es el primer Imperio que ha logrado que el costo de sus guerras de
agresión las paguen sus aliados y sus víctimas.
Alternativa Europea: durante largo tiempo se pensó en esta posibilidad,
como forma de convertirse en una potencia democrática, pacífica, capaz de
organizar la mundialización.
Hoy en día Europa asiste y contempla pasivamente el martirio de un
pueblo como Chechenia, Kurdos, Palestino e Irakies.
Ayer, Europa ignoró voluntariamente las llamadas de la
nación de Bosnia, de los Kosovares y Afganistán. Por lo tanto,
gracias a las sociedades transnacionales que operan desde
ese territorio, la Unión Europea constituye una potencia
económica y comercial considerable. Pero carece de una
política de relaciones exteriores y de defensa que sean
creíbles. Muchos de sus principales líderes, se complacen en
su actitud servil a los deseos del Imperio.16
III
LA IDEOLOGÍA DE LOS AMOS
Los amos reinan sobre el universo tanto por sus enunciados
ideológicos, como por los condicionamientos económicos a la dominación
militar que ellos ejercen. La figura ideológica que guía su práctica tiene por
nombre “Consenso de Washington”. Se trata de un conjunto de acuerdos
informales que se piensan dentro de los años 1980 y 1990 entre las
principales sociedades transcontinentales, bancos de Wall Street, la Reserva
Federal y organismos financieros internacionales (BM – FMI).
- Sus principios son aplicables a cualquier período de la historia, a cualquier
economía, sin importar el continente. Aspiran a obtener en el menor
tiempo posible la liquidación de toda instancia reguladora, sea estatal o
no, la liberación la más total y más rápida posible de todos los mercados
(de Bancos, de Capitales, de Servicios, etc.) y las instancias de un
mercado mundial unificado y totalmente autorregulado.
- Consenso de Washington.
Aspiran a la privatización del Mundo.
Algunos de sus principios:
1) En cada país deudor es necesario imponer una reforma fiscal
basada en dos principios:
- Bajar la carga de impuestos directos a los ingresos más altos a
fin de incentivar a los ricos para que hagan inversiones
productivas.
- Ampliar la base de contribuyentes con impuestos indirectos,
suprimiendo las exenciones a los más pobres, a fin de acrecentar
la recaudación de impuestos.
2) Liberalización de los mercados financieros lo más completa y
rápidamente posible.
3) Garantía de igualdad de tratamiento a la inversión de origen
autóctono o extranjero a fin de acrecentar la seguridad y el volumen
de estas últimas.17
4) Desmantelamiento del sector público, todo lo que fuera posible,
privatizando todas las empresas de propiedad del Estado o para –
estatales.
5) Desregulación máxima de la economía del país, a fin de garantizar
el libre juego de la competencia entre los diferentes fuerzas
económicas presentes.
6) Protección reforzada de la propiedad privada.
7) Promoción de la liberación de los intercambios a un ritmo lo más
rápido posible, teniendo como objetivo bajar al máximo las tarifas
aduaneras.
8) Favorecer el desarrollo de los sectores económicos que pueden
exportar los bienes que producen, ya que es la forma de hacer
prospero el libre comercio.
9) Limitar el déficit del presupuesto fiscal.
10) Transparencia del mercado: suprimir los subsidios del Estado a los
productores privados. Esto va dirigido principalmente a los
subsidios que los Estados del Tercer Mundo entregaban a los
productos de alimentación básica a fin de no tener un precio
demasiado alto.
En cuanto a los gastos del Estado, estos deben privilegiar el
mejoramiento de la infraestructura por sobre otras prioridades.
Al analizar los 10 puntos anteriores podemos concluir que el
“neoliberalismo es un arma de conquista”. Anuncia y plantea un fatalismo
económico contra el cual toda resistencia parece vana e inútil. El
neoliberalismo es semejante al SIDA: destruye el sistema inmunológico de
sus víctimas.
El fatalismo de las leyes económicas lleva en si mismo, en la realidad
una política totalmente paradojal, pues se trata de una política de
despolitización, una política que intenta otorgar un sentido fatal a las fuerzas
económicas liberándolas de todo control y de toda limitación al mismo tiempo
que intenta obtener la sumisión de los gobiernos y de los ciudadanos a estas
fuerzas económicas así liberadas.
En la historia de las ideas, esta ideología de los Amos constituye una
tremenda regresión. ¿La vida dependería de la fatalidad? La estupidez es 18
enorme, pero útil: les permite a los nuevos amos del mundo eludir sus
responsabilidades respecto a las consecuencias que sufren los pueblos que
ellos oprimen.
Todo lo que se plantea bajo el nombre a la vez descriptivo y normativo
de “mundialización” es el resultado no de una fatalidad económica, sino de
una política conciente y deliberada; la misma que ha llevado a los gobiernos
liberales e incluso social – demócratas de un conjunto de países
económicamente arrasados, a desprenderse del poder de controlar las
fuerzas económicas.
 
Aparte del seudo – análisis de racionalidad con que se pretende
justificar e imponer esta mundialización; existe otro peligro organizado: se
intentan refugiar detrás de “leyes de mercado” ciegas y anónimas. La
dictadura del Capital impone la visión de un mundo cerrado y en adelante
inmutable. Rechaza toda iniciativa humana, toda acción histórica surgida de
la tradición subversiva de lo que hasta ahora no ha existido: en concreto de la
Utopía.
Excluye el porvenir.
 
La actual identidad es fundamentalmente lo contrario de una nación, de
una sociedad democrática, de un ser social viviente surgido de la
capitalización de pertenencias y herencias concretas, dirigentes, libremente
asumidas.
Bajo el efecto de la privatización del mundo y de la ideología neoliberal
que la sustenta, la sociedad va muriendo poco a poco. Entre el mercado
globalizado y planetario y la multitud de movimientos de rescate de identidad
que van naciendo en sus márgenes existe un hoyo negro. En este hoyo
existe el peligro que caiga la voluntad general, la Nación, el Estado, los
valores, la moral pública, las relaciones interpersonales. En resumen, la
sociedad.
 
+ Los teoremas sobre los cuales reposa la ideología de la mundialización,
son refutados por la realidad.
Veamos algunos ejemplos:19
1. La mundialización beneficia a todos. Surgen faraones y sus seguidores
los intelectuales del Foro Económico Mundial, bastaría privatizar el
planeta, abolir las regulaciones que la limitan e intentar el Gobierno
Global sin Estado para que desaparecieran para siempre la
desigualdad y la miseria.
En la realidad, los dueños del Capital Financiero acumulan fortunas
personales como ningún Papa, ningún Emperador, ningún Rey lo ha
podido hacer antes que ellos.
Los valores patrimoniales de las 15 personas más ricas del mundo, son
cifras superiores al Producto Interno Bruto (PIB) de todos los países
africanos al Sur del Sahara, con excepción de África del Sur.
La cifra de negociación de la GMC es superior al PIB de Austria.
- En Suiza, el 3% de los contribuyentes más ricos disponen de una
fortuna personal igual al 97% restante.
- En Brasil, el 2% de los propietarios agrícolas disponen del 43% de
las tierras cultivables. 4,5 millones de familias de campesinos pobres
y humillados, andan errantes por los caminos de este inmenso país.
- En el año 2002, el 20% más rico del planeta acapara más del 80%
de la riqueza y consumen el 60% de la energía. En el otro extremo,
más de 1.000 millones de los más pobres deben repartirse el 1% de
toda la riqueza.
La calidad de vida, el poder del compra siguen disminuyendo en los
países pobres. Incluso han reproducido enfermedades que se
encontraban controladas, como la malaria, la enfermedad del sueño, el
paludismo, la TBC y otras.
2. La unificación de los mercados financieros unifica al Planeta.
Sobre una tierra que no tenga fronteras, la gente viaja sin
contratiempos. Las ideas se intercambian libremente. Pero ¿cuál es la
realidad cotidiana que vive la gente?
- Algunos intelectuales del sistema han llegado a afirmar que la
historia del mundo se desarrollará en el futuro entre Tokio, Nueva
York y Estocolmo. Allá se decidirá el destino de los hombres. En
ninguna otra parte.20
Esta profecía se está realizando. La mundialización no ha mundializado
el mundo. Ella lo ha fraccionado.
- En la frontera de 3.200 km que separa USA de México han muerto
491 personas, en el año 2000; intentando cruzar el Río Bravo y el
Desierto de Arizona; muertos por la sed o por las balas de los
guardias fronterizas o los policías de Texas.
- Millones de familias de refugiados birmanos, chinos o camboyanos
mueren intentando alcanzar la Frontera de Singapur.
- Lo mismo sucede en Europa con los refugiados del Kurdistan, del
África del Norte que mueren en el desierto o en los barcos al intentar
llegar clandestinamente a lugares donde puedan huir del hambre.
- Cerca de 50.000 personas intentan cruzar el desierto de Tenova a
fin de entrar clandestinamente a Libia o Argelia. Lo hacen hacinados
en “camiones – catedrales”; muchos mueren en los largos caminos
por el desierto, ya que los trasportadores les piden 80 euros por
personas y llevan muy poca agua ya que les interesa ocupar la
capacidad del camión para cobrar más pasajes.
- A todo lo anterior se agrega la situación de los “indocumentados”
que viven clandestinamente en las grandes ciudades europeas,
donde intentan ganar dinero para enviar a sus familias o para
traerlos a Europa. Viven en condiciones de inseguridad, trabajan en
el mercado negro durante 14 – 16 horas por un salario bajo.
La mayor parte de la gente del Tercer Mundo vive hoy en día encerrada
en su territorio. Sus países se han convertido en su propia prisión.
Como los siervos de la Edad Media, están sujetos a la tierra. No
pueden dejar su país de origen, sea cual sea el hambre y la miseria
extremas que allá se vivan.
Para definir a estos países abrumados por la miseria, en el norte de
Brasil utilizan el término de “flagelados”. Para los flagelados del mundo
entero, la huída hacia los países donde la vida parece posible, les está
prohibido.
El derecho a la migración está escrito en la Declaración Universal de
los Derechos del Hombre que prácticamente han proclamado todos los
países. La privatización del planeta es sinónimo de exclusión y de
encierro territorial para los pobres.21
3. La paz del mundo está garantizada por el Comercio Mundial.
La libertad y la tranquilidad de la gente estarán aseguradas por el
comercio globalizado y libre de toda traba, así lo dicen los amos del
mundo. Pero ¿cuál es la realidad?
- Es verdad que el comercio mundial se desarrolla a una velocidad
impresionante. Estas exportaciones de mercadería han aumentado
durante 10 años consecutivos. La OMC la califica como “una
explosión de la demanda”.
Los señores plantean que ninguna dictadura por fuerte y feroz que sea
puede resistir al libre comercio; a riesgo de quedarse aislada y sumida
en la autarquía. La tempestad de la libertad destruirá esa fortaleza. Lo
mismo sucedió con las guerras; los intercambios comerciales crearán
de manera natural una comunidad de intereses. Las mercaderías se
convertirán así en príncipes de la Paz. Un país comercial mientras más
abierto deberá ser un país menos represivo.
Pero observemos a nuestro alrededor: la economía globalizada, la
libertad de comercio y las instancias progresivas de un mercado
mundial único ¿ha hecho caer las disputas? ¿Ha impedido las guerras?
Se ha producido el efecto contrario.
+ Veamos lo que sucede con los déspotas.
- Con las minas de Aluminio en Guinea se ha reforzado el poder militar
del dictador y el país se ha convertido en uno de los más fieles
seguidores de la OMC del Tercer Mundo.
- En el Tchad se violan sistemáticamente los derechos de los opositores,
se aplican en forma drásticas las políticas de ajuste impuesta por el
FMI, pagan puntualmente los intereses y parte de la deuda externa,
han liberalizado el mercado interno y convertido el país en un paraíso
fiscal para las multinacionales.
El Banco mundial lo ha premiado con generosos créditos para poder
ampliar los campos petroleros y construir oleoductos hasta el Atlántico.
Situaciones similares se viven en Togo y Camerún.
- En China, con un partido único y corrupto que tiraniza al país; al mismo
tiempo que los burócratas en el poder han liberalizado al máximo la22
economía, vendido a vil precio las riquezas y creado zonas de libre
producción con salarios bajos y trabajadores temporales.
Hay enorme especulación en las propiedades urbanas y hambre en los
campos, mientras se enriquecen los burócratas.
La lista de regímenes de muerte que azotan nuestro planeta es enorme;
a pesar de estar pretendidamente unificados y reformados por la privatización
y el libre flujo de capitales y de mercaderías.
El slogan de “La paz mundial por el comercio mundial” no pasa de ser
una afirmación y una broma de mal gusto. En lugar de calmarse los afanes
guerreros en la humanidad, la privatización de las funciones del Estado y la
liberalización del comercio las estimulan y empujan al crimen.
Un ejemplo emblemático y chocante ha sido la libre circulación de
diamantes en las guerras de Angola, Liberia, Sierra Leona y Guinea.
Caso parecido es lo relacionado con el mercado negro del petróleo y el
paso de oleoductos que ha provocado guerras en Ouzbekistán, Afganistán,
Chechenia y otras que están por venir como Irak, Irán y otras.
En el año 2002, más de 23 guerras internacionales o conflictos internos
han manchado el planeta.
CONCLUSIÓN:
Todas los enunciados fundamentales de la ideología de los Señores, en
la práctica están en flagrante contradicción con la realidad.
 
La situación no ha tenido grandes cambios desde la época de la
Revolución Francesa. La ideología destinada a justificar la mundialización es
sólo una enorme empresa de mistificación. El dogma de las armas produce
permanentemente grades estupideces.
La mundialización, la monopolización del capital financiero se desarrolla
y expande por todas partes en las sociedades marcadas profundamente por
una herencia, sea cristiana, judía, taoísta o simplemente humanista. Estas
sociedades son habitadas por valores como la decencia, la justicia, el respeto 23
a los demás, la honestidad y la protección de la vida. Ellos no toleran ni el
asesinato ni el atropello del débil sin compensación.
Esta compleja herencia se encuentra en grados diversos en la base de
la conciencia o del inconsciente de algunos banqueros, ejecutivos de
empresas multinacionales o especuladores bursátiles. Muchos de ellos son
personas religiosas, van al culto del domingo, hacen donaciones en obras de
caridad. Muchas veces algunos de sus familiares son o han sido religiosos,
misioneros o trabajaron en medios pobres y hoy son directivos de ONGs.
Lo anterior vale también para grandes patrones de multinacionales en
USA, que apoyan o son miembros de organizaciones de solidaridad, Club de
leones, logias masónicas, Rotary Club y otras.
En la prensa económica internacional, estos Señores se presentan
generalmente como seres admirables, proclamando su adhesión a obras o a
organizaciones benéficas, presentándose ellos mismos como personas
trabajadoras, honestas y amantes del prójimo. Subjetivamente, ellos se
consideran hombres de bien.
En resumen, a menos que se trate de personas totalmente deterioradas
por la patologías del poder y del dinero, la mayor parte de los Amos del
Mundo son pensadores complejos y algunos de ellos con valores de
resistencia. Aparecen diferentes a los antiguos especuladores, usureros sin
escrúpulos, los traficantes de armas o de seres humanos. Aparecen
sensibles a las desgracias humanas, a los cuerpos de niños muertos de
hambre, a las tragedias de los pobres de las grandes ciudades del Tercer
Mundo que muestra la televisión.
Como se alteran o reaccionan esos grandes patrones, esos bloques a
la vista de esos seres moribundos. Ellos hablan el mismo lenguaje de su
ideología “miseria residual”. ¿Cómo explicar esta aparente ceguera?
Para superar las contradicciones con que se encuentran en la práctica,
ellos vinculan a una teoría muerta, una vieja teoría llamada de efectos
residuales secundarios. Esta se debe a dos grandes filósofos ingleses: Adam
Smith y David Ricardo, fundadores del dogma ultraliberal que es la base y
guía de los Nuevos Amos del Mundo. Que dice este dogma:
“Abandonados a si mismo y libres de toda limitación y de todo control y
dirigiéndose a cada instante hacia los lugares donde la ganancia es máxima.
Es así como los costos comparativos de los gastos de producción determinan
el lugar de implantación de la producción mercantil. Los efectos de esta ley 24
produce maravillas: entre 1960 y el 2000 se multiplicaron por seis sus
utilidades y los valores de la bolsa de Nueva York aumentaron en 1000%.
Queda por regular el problema de distribución.
Smith y Ricardo eran dos sabios creyentes y muy preocupados por los
pobres que existen en las ciudades. La receta que ellos daban era el “efecto
del chorreo”.
Para ellos existe un único objetivo para la acumulación de riqueza,
vinculadas a la satisfacción de necesidades. El teorema se aplica tanto a los
individuos como a las empresas. A partir de un cierto nivel de riqueza los
ricos no acumulan más. Ellos distribuyen. Un millonario aumenta el sueldo de
su chofer porque no sabe que hacer con tanto dinero.
Pero este es un razonamiento erróneo. ¿Por qué? Porque Smith y
Ricardo vinculan la acumulación a las necesidades y al uso. Pero para un
multimillonario el dinero tiene poco o nada que ver con la satisfacción de
necesidades, por más superfluas o lujosos que ellas sean. Que un Faraón no
pueda navegar sobre 10 naves al mismo tiempo, habitar en 10 mansiones en
un mismo día o no pueda comer 50 kilos de caviar en una comida es algo
que finalmente carece de importancia. El uso no tiene nada que ver. El dinero
produce dinero. El dinero es un medio de dominación y de poder. La voluntad
de dominación es inextinguible; carece de límites objetivos.
El formulismo de la teoría del chorreo no podía haber nacido sin el
cerebro de economistas judío – cristianos. Es la exacta reproducción de la
absurda quimera del paraíso de la Biblia:
¡Revienten ustedes gente del Tercer Mundo y sus alrededores! Una
nueva vida mejor les es prometida en el paraíso. Lo lamentable es que nadie
les dice cuando se realizara esa forma de paraíso. En lo que respecta a la
teoría del chorreo, la respuesta es clara: Jamás.
Mientras tanto, la guerra mundial contra los pobres
continúa.25
SEGUNDA PARTE
LOS DEPREDADORES
Ser bueno ¿quién no lo desearía?
Pero sobre este triste Planeta,
los medios son restringidos.
El hombre es brutal y pequeño.
¿Quién no querría, por ejemplo, ser honesto?
Pero ¿se dan las circunstancias?
¡NO! ellas no se dan aquí.
Bertolt Brecht: Canto de Peachum
De la Opera “Tres centavos”.26
I
EL DINERO DE LA SANGRE
Paradoja: los oligarcas se unen y se separan al mismo tiempo.
Entre los oligarcas del mundo entero se desarrolla una guerra
implacable. Se suceden las fusiones obligadas en las industrias y en los
servicios, las maniobras bursátiles más tortuosas, las quiebras, etc.
Se ha hecho una comparación por un importante Diario Financiero de
USA; entre Bill Gates, patrón de los Microsoft, el hombre más rico del mundo
con Larry Ellison poseedor de la segunda fortuna personal. El artículo se
llama: Bill Gates el hipócrita, Larry Ellison el matador.
El dilema es “Matar o ser muerto, devorar o morir”; esa es la consigna.
Poseer los mercados, hacer desaparecer a los competidores. El vocabulario
utilizado es siempre un llamado a la destrucción y la guerra.
En el fondo, todas las grandes empresas de alta tecnología, todas
aquellas que han llegado a lo alto de la escala, están dirigidas por asesinos
sanguinarios. El término capitalismo de la Selva ha sido sobrepasado con
creces.
Larry Ellison instruye a sus empleados: “Nosotros somos carniceros
aquí. Los competidores son enemigos y ustedes, mis colaboradores,. son los
guerreros. Los vamos a matar, los vamos a matar, no se trata solamente de
derrotar a un competidor, hay que destruirlo, hay que continuar golpeándolo
incluso si está en el suelo. Si aún intenta levantar el dedo pulgar, hay que
destrozarle la mano”.
El relato de estos hombres, los más ricos del Planeta, concluye con un
análisis comparativo de las características de ambos: “Ellison oculta menos
su ferocidad que Gates. Ambos han adoptado la misma estrategia de
destrucción total. Pero, mientras que Gates es simplemente muy eficaz, Larry
da la impresión de asumirla como una necesidad vital.
¿Cómo definir un “depredador” o un “lobo”? Un antiguo hombre estrella
de la Bolsa de Nueva York escribe: “Un lobo se adapta a todas las
circunstancias y situaciones con una agilidad y una rapidez impresionante. Se
burla totalmente de lo que hacen los otros, no confía ni siquiera en su instinto. 27
Un especulador genial no es leal a nada, no respeta ninguna institución ni
decisiones anteriores. Infunde en torno a el una calma estratégica. Aparece
casi como indiferente, apático en relación a lo que sucede en su entorno, no
le preocupa la inquietud o la angustia de sus clientes. El se considera a si
mismo como formando parte de una elite y considera al resto de los humanos
como parte de un rebaño de corderos.
Cualesquiera sean las máscaras ideológicas que utilizan o en las que
se escudan los depredadores, lo que los mueve es la avidez furiosa del
éxito, de la ganancia máxima, de ser poderosos. En último término, la
potencia se expresa siempre en términos patrimoniales, bajo la forma de
fortuna personal.
Leon Bloy anticipaba la forma de ser y de actuar de las oligarquías
globalizadas: el rico es un bruto inexorable que está obligado a detenerse
ante su tumba o ante una ráfaga de metralla en su vientre.
El National Labor Committee (NLC), Comité Nacional del trabajo, una
ONG de USA que se dedica a investigar la actuación de las grandes
multinacionales afirma que las más grandes fortunas son producto del
derramamiento de sangre.
La sociedad transnacional Walt Disney hace fabricar sus conocidos
pijamas y otras vestimentas en Haití. Su Presidente y Director General
Michael Eisnes tiene un ingreso fantástico. Gana por cada hora US$2.783, un
trabajador haitiano que trabaja para él recibe 28 centavos por una hora de
trabajo. Se demoraría 16,8 años para ganar el equivalente a una hora del
Presidente.
El señor Eisnes se embolsa cada año 181 millones de dólares por
ganancia de sus acciones. Este dinero permitiría alimentar a 19.000
trabajadores haitianos por 14 años.
Pero el dinero de la sangre no es solamente una especialidad de USA;
es también de los Europeos, en particular de la Suiza.
 
La oligarquía financiera reina sin compartir, gracias a un sistema
hipertrofiado, gracias también a sus instituciones como el Secreto Bancario y
las cuentas de número. Estas oligarquías funcionan como los custodios del
sistema capitalista mundial.28
Como podemos apreciarlo, la inmoralidad domina la conducta de los
depredadores. Cuál es su origen, ¿cómo se explica?
A partir de un determinado volumen de negocios, los dirigentes de un
imperio financiero, de una sociedad transcontinental, no pueden permitirse
actuar de acuerdo a la moral. Sus progresos constantes, la soberbia y la
permanente extensión de sus ingresos exige conductas totalmente fuera de
la moral.
Todas las grandes sumas de dinero que manejan los señores de las
transcontinentales no reflejan la prominencia del dinero de la sangre. Muchos
de los depredadores más ricos se rodean de grandes destructores del
empleo, que son promovidos por los Concejos de Administración por haber
despedido a millones de empleados y reducido los costos de esta manera;
elevando el precio de las acciones de esta empresa en la bolsa de comercio.
Estos depredadores practican con éxito el Darwinismo Social.
En esta perspectiva se inscriben las fusiones de empresas y los
despidos masivos a nivel mundial.
La avaricia de los señores ha envenenado también a muchos de sus
vasallos. Hoy en día numerosos dirigentes saquean groseramente a sus
propias empresas. Se comportan como los bandidos de las grandes rutas en
la época de la guerra de los 100 años, en que destruían a sus propios
compañeros de viaje. Se trata de altos ejecutivos que se aseguran contra
cualquier despido eventual, asignándose grandes premios, otorgándose
suculentos sueldos en caso de despido, hasta su jubilación.
El capitalismo de la Selva ha inaugurado una bella costumbre: la del
“paracaídas dorado”. Un PDG (alto ejecutivo) que arruina a su empresa, es
despedido, pero recibe a modo de consuelo por su incompetencia giros
sustanciales previstos en la Caja de la Empresa que acaba de arruinar. Se
trata de una forma particularmente pintoresca de robo. Ya que actúa en
detrimento directo de una empresa que se vino al suelo y en la que un gran
número de empleados son puestos en la puerta; sin paracaídas dorado, por
su supuesto. Un caso muy conocido fue lo que sucedió con SwisAir; que
quebró y dejó en la cesantía a miles de trabajadores. Sus altos ejecutivos
quedaron asegurados con grandes rentas.
La mayoría de los accionistas de SwisAir eran empresas públicas y
pequeños ahorristas que perdieron las acciones, que ya no tienen valor.29
Uno de los deportes favoritos de los Depredadores es la fusión de las
empresas, que puede ser por un acuerdo voluntario entre dos equipos
dirigentes o una “movida” bursátil.
Según la ONU; existen 63.000 transnacionales que controlan 800.000
filiales activas en el planeta. Los mayores: General Electric (USA), Shell
(Holanda – UK) y General Motor (USA).
La consecuencia primera e inmediata de la fusión de las empresas es la
liquidación de un cierto número de puestos de trabajo, lo que se llama el
efecto de sinergia. ¿Quiénes sufren? Los empleados. Los depredadores
hablan de “sacrificios necesarios”. Bien entendido, como el valor de la
empresa aumenta considerablemente luego de la fusión, se justifican los
sacrificios de los trabajadores. Una lógica superior legitima la destrucción del
empleo.
En un estudio que hizo Le Monde en agosto 2001, se estableció que
estas fusiones ocasionan pérdidas en términos patrimoniales y esto lo saben
sus ejecutivos.
Entonces ¿por qué lo hacen?
- Por razones casi sicológicas, para agrandar su avaricia y prestigio.
- Por una razón económica, porque agrandan sus riquezas personales y
los que pierden son los accionistas; especialmente si son del Estado o
pequeños inversionistas.
De esta forma, van acelerando los procesos de privatizaciones, al hacer
quebrar empresas públicas.
La intención de privatizar es transparente, es totalmente conforme con
la ideología ultraliberal: desmontar los servicios públicos a fin de dejar el
campo libre a las empresas privadas para que logren negocios en estos
dominios. Todos ellos asignan sueldos realmente millonarios a sus
ejecutivos, lo que despierta la indignación de la opinión pública, pero se
amparan en el Estado.
? Para justificar los enormes ingresos, los grandes y pequeños
depredadores utilizan una argumentación francamente insultante: “Nuestras
responsabilidades son excepcionales. Podemos perder nuestro puesto en
cualquier momento. Ponemos en juego diariamente nuestra reputación de
hombres de negocios”. Todo esto justifica sus enormes salarios.30
El conglomerado de Energía ENRON presidido por Kenneth Lay con
sede en Texas, era una de las 10 más grandes empresas de Estados Unidos.
Para hacer el robo dentro de su empresa Lay y sus cómplices financian
varias campañas políticas republicanas de manera simultánea. Con el triunfo
de los republicanos obtienen la “co-gestión” de la energía del país. Presentan
cuentas de muy bajo monto. Obtuvieron la desregulación del mercado
energético y como contralor pusieron a la esposa de un senador republicano
beneficiado por Enron.
Gracias a una red de bancos informales organizaron fuertes flujos de
salida de capital y con la influencia del Pentágono presionaron a Gobiernos
corruptos para obtener grandes concesiones de explotaciones petroleras o
construcciones de oleoductos.
Luego se fueron a la quiebra, dejando en la ruina a miles de pequeños
ahorristas y pensionados que habían invertido sus fondos de jubilación en
Enron. El Concejo de Administración concedió a Lay una indemnización de
205 millones de dólares.
Estos fraudes se repiten con frecuencia y “son totalmente legales”.
- Otra forma de pillaje de estos grandes personajes, es girar cuantiosas
sumas de dinero a sus cuentas previsionales de ahorro; para
asegurarse jubilaciones extraordinarias; evadiendo impuestos y
engañando a los accionistas.
Con ese cinismo funciona el sistema financiero y muchos de ellos son
funcionarios de la ONU o del FMI para fiscalizar el uso del dinero en los
países del Tercer Mundo.
PARA TERMINAR:
Utilizando en forma precisa los términos de los filósofos de las luces, los
depredadores son seres “fuera de la humanidad”. Jean Jacques Rousseau
afirmaba “ustedes están perdidos si olvidan que los frutos son de todos y que
la tierra no pertenece a nadie”.
Los depredadores no se vinculan a ninguna escuela de pensamiento,
no se enraízan en ninguna aventura colectiva, no conocen horizonte histórico,
no hacen alianzas más que con sus congéneres, están totalmente
desprovistos de motivaciones, salvo el gusto del poder y del dinero.31
No son ni de izquierda ni de derecha, ni del Sur ni del
Norte. Ningún pensamiento colectivo ha dejado en ellos trazos
identificables. No tienen historia, no construyen nada y mueren
sin jamás haber abierto los ojos para ver a los humanos de su
entorno.
Por su conducta cotidiana ellos se ubican al margen de la
humanidad solidaria.
Así son los Depredadores.32
II
LA MUERTE DEL ESTADO
1. La privatización del mundo ha debilitado la capacidad normativa de los
Estados. Ella coloca bajo su tutela a los parlamentos y a los gobiernos.
Ella vacía de contenido a la mayor parte de las elecciones y de las
votaciones populares. Ella priva del poder regulador a la mayor parte
de las instituciones públicas. Ella mata la ley.
De la República, tal cual la heredamos de la Revolución Francesa, no
queda más allá de un espectro.
Las tendencias evolutivas, que bajo el manto de “civilización” atraen
nuestra atención hoy en día, vienen a modificar una cuestión histórica que se
distingue por el hecho de que el Estado, la Sociedad y la Economía coexistan
al interior de las fronteras, de alguna manera. Luego de la mundialización de
los mercados, el sistema económico internacional, al interior de los cuales los
Estados definirán entre comercio exterior e interés del país, están
convirtiéndose en economías transnacionales. Lo que cuenta ahora, en
primer lugar, es la aceleración del movimiento de capitales por todas partes
en el mundo y la evaluación sin apellido de los lugares de producción
nacional por los mercados financieros organizados en redes a nivel mundial.
Estos hechos explican por qué los actores estatales no están ya más hoy en
día en las redes mundiales de intercambio ni en los nudos de relaciones que
les habían impuesto antes las estructuras de relaciones interestatales o
internacionales. Ahora son los Estados los que se encuentran enmarcados en
los mercados, más que las economías nacionales en las fronteras estatales.
Un nuevo poder está en vías de afirmarse: el poder de intimidación que
ejercen los depredadores contra los gobiernos, parlamentos, tribunales y
opinión pública constituidas democráticamente.
La génesis de este nuevo poder se explica en las condiciones de una
competencia mundial que ha adquirido en forma aguda la carrera por los
lugares de producción los más rentables; las empresas están más que nunca
obligadas a aumentar la productividad y la organización racional del trabajo
en su conjunto, acelerando por lo mismo, a largo plazo, el proceso por el que
la tecnología tiende a reducir el número de empleados. Los despidos masivos
tienden a poner en evidencia el poder de intimidación del cual disponen cada 33
vez más las empresas móviles, en la medida que aquellas que quedan
ligadas a los recursos locales se debilitan en forma progresiva. En esta
situación, se va generando una especie de círculo vicioso constituido por una
cesantía que aumenta, sistemas de seguridad social cada vez menos
capaces de hacer frente a las necesidades y con disponibilidades fiscales
disminuidas – círculo que empuja a los recursos financieros del Estado a
estas limitaciones; las medidas en función de estimular el crecimiento son
cada vez más necesarias, lo que hace imposible casi poder contar con más
recursos ya que las bolsas internacionales se encargan entre tanto de
evaluar las políticas económicas nacionales.
La evaluación de la política por el mercado se traduce en la práctica en
que el Estado Nacional pierde progresivamente su capacidad de destinar los
impuestos a estimular el crecimiento y por ende a asegurar las bases
esenciales de su legitimidad y ésta perdida no es compensada por ningún
equivalente funcional... confrontados al riesgo permanente de ver huir los
capitales, los gobiernos nacionales se comprometen en una loca carrera de
desregulación para bajar los costos, lo que conduce a estas ganancias
obscenas, a la discriminación salarial, al aumento de la cesantía y la
marginación social de una población pobre cada vez más significativa. En la
medida que las condiciones sociales de una adecuada participación política
se van destruyendo, las decisiones democráticas, aunque se adopten de
manera formalmente correctas, van perdiendo su credibilidad.
Para permanecer competitivos en los mercados mundiales cada vez
más importantes, los Estados se ven obligados a tomar iniciativas que
significan daños irreparables a la cohesión de las sociedades civiles. En el
curso del próximo decenio la tarea urgente del primer mundo será entonces
realizar la cuadratura del circulo: conciliar la prosperidad, la cohesión social y
la libertad política.
2. ¿De dónde viene el Estado?
¿De dónde se deriva su fuerza? ¿Qué hace vivir una democracia? Qué
es lo que hace que un conjunto de individuos aislados se organicen en una
sociedad estructurada, civilizada que resista a las pasiones disgregatorias?
¿Cuál es el origen de la ley?
Kant definía al Estado como una comunidad de voluntades impuras
colocadas bajo una regla común. En todos los seres humanos habitan las
peores pasiones, las energías destructivas, las envidias, los instintos de34
poder. Haciendo uso de su lucidez, abdica a una parte de su libertad por el
bien público. Con sus semejantes funda la “regla común”, el Estado, La Ley.
Kant llama “mal radical” a la fuerza que hace desviar las voluntades
particulares de los ciudadanos y los conduce a debilitar y pervertir y lo peor, a
anular la regla común.
Existe una grandeza inolvidable de signo histórico que manifiesta la
disposición moral de la humanidad. Pero hay también “mal radical” que surge
de la naturaleza humana, inclinación inextirpable y que lleva al abismo
insondable de un poder originario susceptible de orientarse hacia el bien o
hacia el mal. En la medida en que no se oriente por naturaleza hacia fines
estables, el hombre es inestable. La especie humana es como la queremos
hacer.
Hay un demonio, un Mefistófeles en la mayor parte de los
depredadores. Ellos organizan concientemente su desmantelamiento y
ayudan para que la corrupción entre al Estado. Lo difaman, lo desacreditan
deslegitimando su competencia reguladora.
¡Así es! Ellos triunfan. ¡Que desgracia para los vencidos!
3. Subordinación de la soberanía popular a la racionalidad mercantil y
especulativa del capital financiero globalizado. Si algún gobierno
aumenta los impuestos fiscales, de inmediato el Capital internacional o
autóctono, se retira para buscar condiciones más favorables de
acumulación en otros países vecinos. Las condiciones para recibir los
capitales de inversión, las tarifas aduaneras, las condiciones para
transferir utilidades de las sociedades multinaciones a sus países
¿pueden cambiar? El Capital financiero sanciona sin dilación al
gobierno “culpable”.
Las grandes sociedades del mundo forman la AMI (Acuerdo Multilateral
de Inversiones) como instancia en que las multinacionales pueden acudir si
se sienten perjudicados por alguna medida de un Estado Soberano.
Las disposiciones del AMI han sido incorporadas al ALCA (Acuerdo de
Libre Comercio para América Latina), que es impuesto por USA y aceptado
gustosamente por la mayoría de los Gobiernos serviles de América Latina,
salvo Cuba y algunas excepciones.35
Se han organizado poderosos movimientos sociales para resistir al
ALCA, tales como el Movimiento de Trabajadores sin Tierra, en Brasil, la
confederación Indígena de Ecuador, la Vía Campesina y otros más.
4. ¿Qué constituye la fuerza de un Estado y más particularmente de un
Estado Democrático? Antes que nada es la idea que representa.
En una sociedad estratificada en que se confrontan los intereses
encontrados de clases opuestas, el Estado Democrático a través de múltiples
mecanismos (redistribución fiscal, seguridad social, etc) intenta armonizar y
hacer más viable la interdependencia desigual de los individuos.
Los ciudadanos adhieren al Estado, a sus normas y procedimientos
descisionales en la medida que obtienen algún beneficio propio. Un Estado
que no otorga a sus ciudadanos un sentimiento de seguridad, no les asegura
un mínimo de estabilidad social y de ingreso, un futuro previsible y no
garantiza un orden público en conformidad con sus valores morales, es un
Estado condenado.
En muchos Estados occidentales, los transportes públicos, el correo, las
telecomunicaciones ya están privatizadas. Una segunda ola de
privatizaciones ha comenzado. Se refiere a los colegios, las universidades,
los hospitales, las cárceles y muy pronto las policías.
Un Estado que desmantela voluntariamente sus servicios públicos más
esenciales y transfiere al sector privado las tareas más relevantes del interés
colectivo, sometiéndose así a la ley de la máxima ganancia; se convierte en
un Estado “discapacitado”.
A juicio de sus ciudadanos sus valores se van aproximando a cero.
Una economía que impulsa y alaba la absoluta competitividad
individual, la fragilidad del empleo, la inestabilidad del status social, el trabajo
temporal o al trato, es una economía generadora de angustia.
Un ciudadano libre, sin protección, permanentemente sometido a
riesgos sociales importantes, pierde su calidad de ciudadano libre. Alguien
que vive en el constante temor de perder su empleo, su salario y sus
derechos deja de ser un hombre libre.
La privatización del Estado destruye la libertad humana. Anula la
ciudadanía.36
En muchos países del tercer mundo los Señores reinan a través de la
desigualdad, la angustia y el terror. La globalización es el “terrorismo
cotidiano”.
5. Las nuevas estrategias de acumulación y de explotación de los
depredadores provocan terribles tempestades en el tejido de las
economías nacionales. Los Estados, incluso los poderosos, se ven
obligados a ceder en sus políticas presupuestarias y fiscales a los
dictados de las grandes sociedades financieras o industriales
transnacionales. Si no lo hacen, serán de inmediato sancionados por la
cesación de inversiones y por la fuga de capitales. Esto explica como
algunos proyectos políticos con intenciones “progresistas” no han
podido ser realidad. Es el caso de Francia con Mitterrand en 1983 y con
Jospin en 1995.
Como un torrente que crece en la primavera, la formidable vitalidad del
capital financiero transcontinental desborda todas las barreras, barre con
todos los poderes del Estado y produce devastaciones en los paisajes más
ordenados. Más aún, los gobiernos incluidos los más poderosos, no tienen
otra opción sino que contribuir a la “política interior planetaria”. Lo que en
términos locales significa que a través de una serie de cambios
institucionales deben acceder a los dictados de los Señores del Mundo.
Por encima de los gobiernos, los Parlamentos, los Jueces, los
periodistas, los sindicatos, los intelectuales, las iglesias, las fuerzas armadas
o los científicos, los que reinan son los mercados financieros. Además, las
instituciones públicas se desangran. La República sufre de anemia. Ella será
muy pronto reducida al estado de un fantasma.
Las arrogantes determinaciones de los grandes foros
empresariales confirman la agonía de la democracia política y
del Estado Nacional Territorial que hasta el momento han
asegurado su sobrevivencia.37
III
LA DESTRUCCIÓN DE LOS SERES HUMANOS
El hambre, las epidemias, la sed y los conflictos locales derivados de la
dominación y la miseria destruyen cada año casi tantas mujeres, niños y
hombres como la Segunda Guerra Mundial durante seis años. Para los
pueblos del Tercer Mundo la Tercera Guerra Mundial sin duda que ya
comenzó.
Durante la Segunda Guerra Mundial fueron muertos 16 a 18 millones de
combatientes y varias decenas de millones quedaron heridos o mutilados.
La población muerta se calcula entre 50 y 55 millones.
De acuerdo a cifras entregadas por la ONU para el año 2001, se calcula
que en los 122 países del Tercer Mundo han muerto por causas inducidas
por el subdesarrollo y la miseria extrema más de 58 millones de personas.
Los inválidos graves o mutilados derivados por carencia de alimentos, de
medicamentos o tratamientos, se calcula en 1.000 millones.
Por estos motivos se habla de un tipo de capitalismo asesino.
Veamos cómo funciona este capitalismo de nuevo tipo.
1. Los Estados del Tercer Mundo se pelean entre ellos para atraer
inversiones productivas controladas por empresas de servicios del
extranjero. Para ganar esta batalla no se hacen problema en reducir la
protección social, las libertades sindicales, el poder de negociación de
los trabajadores autóctonos ya bastante disminuidos.
2. En Europa, las empresas de producción, de gestión y otras proceden a
la deslocalización de sus instalaciones en busca de países donde
pagan salarios miserables y nada de protección social. Ante estos
hechos, los gobiernos europeos comienzan a ceder a las exigencias
empresariales bajando la protección social, que asegura los beneficios
para los trabajadores; en resumen, precarizan el mercado de trabajo
local.38
3. Los trabajadores de los diversos pueblos entran en competencia entre
ellos, para asegurar el empleo y un ingreso para sus familias. Con esto
se provoca la competencia desenfrenada entre los trabajadores, la
desmovilización y muerte del sindicalismo. En resumen: se produce el
consentimiento vergonzoso y a veces desesperado de los trabajadores
en la destrucción de su propia dignidad.
4. Al interior de las democracias Europeas se produce la fractura del
movimiento sindical entre los que tienen empleo estable y los que se
encuentran en situación precaria, rompiéndose con ello la solidaridad.
Se produce un antagonismo entre los trabajadores del sector público y
los del sector privado y, lo más grave, entre el trabajador autóctono y el
trabajador emigrado, surgiendo de esta forma la renovada serpiente del
racismo entre los trabajadores.
Al interior de los países industrializados se va produciendo una fuerte
diferencia entre los que tienen trabajo estable y un empleo precario. La
cantidad de cesantes ha aumentado a 40 millones.
En USA, el poder adquisitivo ha bajado en un 14% para los
trabajadores.
En Francia, hay cerca de 90.000 personas, incluidos 16.000 niños, que
duermen en albergues.
La maximalización de la ganancia, la acumulación acelerada de la
plusvalía, la monopolización de las decisiones económicas son contrarios a
las aspiraciones profundas y a los intereses de las grandes mayorías.
La racionalidad mercantil arrasa las conciencias, destruye y aliena al
ser humano y desvirtúa la aspiraciones libremente decididas por los pueblos.
La lógica mercantil apaga la libertad irreductible del ser humano,
reduciéndola a su funcionalidad mercantil. “Las potencias extranjeras” son los
grandes enemigos de los países y de los pueblos que ocupan.
Hay más de 30 millones de trabajadores esclavos encerrados en
condiciones miserables, en estas 850 “zonas especiales” de 70 países, según
datos de la O.I.T.39
El 65% de los juguetes importados que compra la Unión Europea
provienen de estas zonas; monopolizadas por dos grandes compañías, una
de ellas es la de las conocidas muñecas Barbie.
En el caso de China, hay numerosas de estas “zonas especiales” para
fabricar juguetes; con un sistema casi esclavo y donde la mano de obra no
recibe mas del 6% de la renta del producto final en las tiendas europeas. Hay
una adecuada articulación del capitalismo globalizado con la estructura del
Partido Comunista Chino.
? En lo concerniente al capital industrial, la mundialización está menos
avanzada. Las empresas de producción y de servicio verdaderamente
globalizadas son todavía poco numerosas. Existe una red que es débil para
la producción mundializada en el planeta. En torno a estas sitios con
instalaciones industriales que utilizan una tecnología de punta se extienden
grandes desiertos y grandes conglomerados humanos que viven una
economía de subsistencia o hacinados en condiciones de miseria.
El capital financiero trabaja con un gran sentido del tiempo y del
espacio, penetra en un mundo y espacio cibernético virtualmente unificado y
además se ha ido autonomizando gradualmente: millones de millones de
dólares “flotan” de esta manera sin ataduras, en total libertad. El proceso no
es reciente, pero se acelera de manera impresionante. La revolución de la
telefonía, la transmisión de datos en tiempo real, la numeralización de textos,
sonidos e imágenes, la miniaturización extrema de los computadores y la
generalización de la informática hacen prácticamente imposible el control del
movimiento de capitales, más de 1.000 billones de dólares por día. Ningún
Estado por poderoso que sea, ningún parlamento, puede pretender ejercer un
control sobre sus movimientos.
La vitalidad y la inventiva de los mercados financieros es enorme.
Nuevos productos aún más sofisticados que los anteriores se suceden
vertiginosamente. Tomamos por ejemplo la galaxia de los productos
“derivados”; se puede comprar a futuro una producción de cualquier tipo y en
cualquier lugar.
La locura reside en que se puede montar una operación especulativa
sobre cualquiera de estos productos derivados invirtiendo sólo el 5% del
dinero propio. El resto se hace a crédito. Se puede especular sobre productos
derivados de otros productos derivados y así sucesivamente...40
Estos nuevos genios de las finanzas corren como pilotos de Formula 1
especulando en las diferentes bolsas de Comercio del Mundo; que por las
diferencias horarias funcionan prácticamente todo el día.
Estos corredores (Traders) son como la quinta esencia del capitalismo
financiero; los anima una pasión demencial por el poder y la ganancia, los
devora una voluntad compulsiva por aplastar al competidor. Se mantienen
despiertos por las anfetaminas y producen oro del viento. Se crean
verdaderas pirámides de utilidades que son virtuales y especulativas.
Hay una pesadilla que preocupa a los responsables de los bancos
centrales: que el sistema capitalista como tal pueda ser barrido una mañana
por las reacciones en cadena y los quiebres sucesivos y/o simultáneos de
estas pirámides de créditos, por la acción desquiciada o criminal de estos
Traders.
A pesar de las medidas que toman los Bancos Centrales para regular
los cambios y las tasas de interés, en la práctica los movimientos de la Bolsa
están ligados a reacciones afectivas, a “intuiciones”, a rumores que gobiernan
la imaginación de los actores.
Del total del dinero movido en el año 2001, sólo el 13% correspondió a
una economía real, con generación de mercancías, empleo o valores.
A comienzos del siglo XX se decía que la riqueza era una cadena de
hombres creadores de valores (Max Weber) ¡Nada de eso existe hoy en día!
En nuestros días, la riqueza es el fruto de actuaciones
imprevisibles de especuladores erráticos y cínicos,
obsesionados por obtener a cualquier precio la maximización
de la ganancia.
El globo especulativo se infla sin cesar. La economía
virtual tomo el lugar de la economía real.41
IV
LA DEVASTACIÓN DE LA NATURALEZA
La mano invisible del Mercado globalizador no destruye solamente las
sociedades humanas. También masacra la naturaleza.
Entre todos los desastres inflingidos a la naturaleza por el capital
financiero internacional, tomamos como ejemplo la devastación de las selvas
vírgenes del planeta. En la sobre explotación, las destruyen. En otras
ocasiones las hacen desaparecer para tener territorios para la crianza
extensiva de vacunos.
En la actualidad, los bosques tropicales no cubren más allá del 2% de
la superficie del planeta y, a pesar de ello, contienen más del 70% de todas
las especies animales y vegetales existentes.
Los bosques amazónicos constituyen la Selva Virgen más grande del
mundo. Sin embargo, el proceso de desvastación continua a pesar de las
leyes que lo prohíben. Esto se debe a la presencia de las multinacionales y a
la corrupción de las autoridades locales y del Estado.
La Selva Amazónica es el pulmón del Planeta.
Las consecuencias climáticas de la destrucción de los bosques
tropicales por las depredadoras empresas transnacionales de la madera y de
la crianza de ganado son desastrosas. La desaparición progresiva de las
selvas vírgenes tropicales perturba el clima. Las sequías terribles van
destruyendo las tierras fértiles con lo que ponen a la humanidad en peligro de
subsistencia.
Provocan grandes desastres en las tierras de África del Norte (73% de
las tierras son desierto), en Asia, mil millones de personas sufren de estos
efectos de la desertificicación. En los comienzos del Siglo XXI varios cientos
de millones de personas no pueden acceder al agua potable.
Los habitantes de los pueblos afectados por la desertificación
comienzan a migrar en busca de agua o de alimentos. Muchos son los que
llegan a las grandes ciudades donde forman “cordones” de miseria.42
Se calcula que hay, por lo menos, 250 millones de personas vagando
en busca de agua y alimento. Son los llamados “Refugiados ecológicos”.
Nos hemos referido sólo a algunos daños por la desertificación, pero
hay una gran cantidad de ataques a la naturaleza que realizan
permanentemente los depredadores.
? Está el caso de la devastación del Delta del Río Níger por la compañía
petrolera Shell.
Nigeria es un país de 100 millones de habitantes, el cuarto productor de
petróleo del mundo. Desde hace 20 años es gobernado por dictadores
militares, con apoyo de las grandes compañías multinacionales del petróleo.
El Delta del Río está habitado por un pueblo activo y valeroso de
pescadores y campesinos que conservan una cultura milenaria.
Su entorno está hecho pedazos por la contaminación de las aguas
producida por los pozos petroleros y los oleoductos. Ellos se organizaron
para defender su vida y su entorno, pero han sido violentamente reprimidos
por los gobiernos locales, serviles a los intereses de las grandes empresas
petroleras multinacionales.
CONCLUSIÓN:
En el sentido literal de la palabra, los depredadores, hoy
en día están destruyendo el planeta.43
V
LA CORRUPCIÓN
La corrupción consiste en ofrecer o prometer un beneficio a un agente
de la autoridad pública o de una empresa privada, a fin de que este traicione
la responsabilidad que representa. El que ofrece el beneficio es el corruptor.
El que acepta y traiciona la responsabilidad de su cargo es el corrupto.
El corrupto puede solicitarlo explícitamente o aceptarlo de manera pasiva.
Pero el nexo de causa a efecto entre la aceptación del beneficio y la traición a
los deberes de su cargo, es el mismo en los dos casos.
El Banco Mundial estima en más de 80 mil millones de dólares por año
las sumas implicadas en transacciones de corrupción. En cuanto a los daños
económicos causados por la conducta de los corruptos representan sumas
realmente astronómicas: facturas sobrevaloradas, aceptación de productos
inadecuados, permisos, concesiones fraudulentas, etc. Los que al término de
esta cadena pagan el proceso son los pueblos y generalmente los pueblos
más desfavorecidos.
Mientras más pobre y endeudado es el país, generalmente es más
lujoso el tren de vida personal de sus líderes, de sus familias y sus
cortesanos.
Algo parecido sucede con los gobernantes de países imperialistas o
colonialistas.
Pero la práctica de la corrupción de manera regular tiene
consecuencias aún más graves: destruyen los lazos de confianza
indispensables entre los ciudadanos y el Estado. En este sentido la
corrupción constituye una de las causas esenciales del debilitamiento del
Estado Nacional.
Los depredadores utilizan la corrupción como un medio privilegiado de
dominación. Pero la responsabilidad no es solamente de ellos en las
distorsiones, perversiones y miserias físicas y morales provocados por la
corrupción. Existe una “responsabilidad aplastante”, en ciertas elites del
Tercer Mundo. Importantes y engañosos “cleptócratas” ayudan a la
devastación en sus propios países en el Tercer Mundo. Las relaciones que 44
ellos establecen con sus cómplices en el hemisferio norte son complejas. La
frontera entre corruptores y corrompidos no es nítida.
La mayor parte de estos grandes cleptócratas no tienen una formación
económica o financiera. Se debe normalmente a la violencia bruta con la que
han accedido al poder. Su interés está centrado en el enriquecimiento
personal.
Un caso muy conocido es el de Mobutú que despojó a Zaire (hoy
República Popular del Congo) de 4.000 millones de dólares. Su única
formación era como sargento del ejercito colonialista Belga.
Es el caso de Somoza en Nicaragua, de Jean Claude Duvalier (Baby
Doc) que era casi analfabeto y gobernó Haití con mano muy dura.
Para saquear sus países y crear fuera de sus fronteras enormes
conjuntos de empresas y personas que las gestionen, estos cleptócratas
recurren a los servicios de expertos de los grandes bancos y de sociedades
financieras transnacionales. Estas grandes sociedades y bancos necesitan
dinero y capitales robados por estos cleptócratas y con esas comisiones que
perciben siguen haciendo acciones especulativas.
Un caso famoso fue el de Ferdinando Marcos, en Filipinas, que en
asociación permanente con banqueros suizos robó unos 1.500 billones de
dólares que fueron lavados y convertidos en diversas empresas y sociedades
de apariencia legal. Sólo una parte de ese robo pudo rescatarse para el
presupuesto fiscal de Filipinas.
Filipinas es uno de los países más pobres de Asia, con grandes
problemas de alimentación, trabajo, salud, etc. Hay fuertes movimientos
islámicos de resistencia al interior de numerosos archipiélagos que forman
parte de su territorio.
La corrupción enorme llevada a cabo por Marcos y los depredadores de
los Bancos Suizos, parece directamente responsable de la amenaza de
desintegración que sufre el país y de la escandalosa miseria que sufre la
población, con la consiguiente propagación del terrorismo.
La prevaricación de las “elites” y la corrupción en gran escala son
flagelos permanentes en numerosos países del Tercer Mundo. Pero la
resistencia existe. Desde el seno de los pueblos surgen voces que se elevan
dentro y fuera de pueblos explotados, humillados por los corruptos y los
corruptores, con el fin de liberar al Estado de esos chacales y de esas hienas.45
Durante decenios la actitud de los dirigentes de las multinacionales ha
sido la siguiente: la corrupción es un mal necesario, para asegurase un
mercado – en especial en los países del sur – es necesario “aceitar” a una
parte de los ministros, jefes de estado, dirigentes religiosos o económicos.
Esta “ayuda” a la decisión es evidentemente variable, se adapta a las
circunstancias y no tiene reglas fijas.
Si se trata de venta de armamento pesado o sofisticado, se puede estar
hablando de un soborno de hasta un 40% del total de la operación. En todo
caso ninguna operación seria o de envergadura puede finiquitarse sin este
porcentaje de “ayuda” extralegal.
En 1993 se creó “transparencia internacional” con sede en Berlín y que
se dedica a seguir las operaciones en muchos países a fin de detectar
irregularidades y denunciarlas. Trabaja con voluntarios y colaboradores
locales con una estrategia muy similar a la de Amnistía Internacional.
A partir de 1995 publica un libro sobre la corrupción, con todos los datos
e información de los comités nacionales; se elabora en Berlín un Boletín en
donde se plantea una escala de países mas corruptos hasta aquellos en que
el flagelo es menos.
También publican una especie de manual para ayudar a detectar casos
de corrupción en los diversos países.
La mayor parte de los países industrializados prohíbe y castiga estas
prácticas en sus territorios y en sus legislaciones.
Para ejercer la corrupción en los países del Tercer Mundo, las grandes
compañías de USA y Europa establecen compañías paralelas en paraísos
fiscales en lugares que ellos controlan. Son estas empresas “fantasmas” las
que efectúan estos pagos ilegales y de esta manera sus casas matrices
quedan fuera de toda duda en cuanto a su transparencia.
EN RESUMEN:
En desmedro de las medidas tomadas por algunos, en el
nombre mismo de los principios sobre los cuales avanza la
mundialización liberal, la hipocresía de los depredadores
triunfa y prospera.
La corrupción igualmente.46
VI
LOS PARAÍSOS DE LOS PIRATAS
Entre los depredadores y los Estado Republicanos y democráticos la
incompatibilidad es total. Los señores quieren instalar un gobierno con estado
global, un gobierno planetario sin estados, donde algunas reglas
indispensables para el buen funcionamiento del capitalismo financiero
monopólico – sus inversiones, comercio, protección a la propiedad intelectual,
etc. – serán fijados por la OMC u otros agentes que trabajan a su servicio.
Los valores principales que imponen los principios de la privatización
del mundo son la maximización de la ganancia, la expansión constante de los
mercados, la mundialización de los circuitos financieros, la aceleración del
ritmo de acumulación y la liquidación más completa posible de toda instancia,
institución u organización susceptibles de desacelerar la libre circulación del
Capital.
El fundamento del Estado Republicano y democrático, por el contrario,
es la defensa del bien público, la defensa y renovación del interés general, la
protección de la nación, la soberanía territorial y la solidaridad.
Años – luz separan las concepciones sociales de las oligarquías, de las
de los demócratas o más generalmente de los partidarios de la primacía de la
formación estatal. La confrontación ha tenido lugar en un terreno privilegiado:
los impuestos y la fiscalización. Para la mayor parte de los piratas es
esencialmente intolerable pagar impuestos o cualquier tipo de gravámenes.
Ellos consideran los impuestos como una confiscación. El señor se ve al él
mismo como el único motor de la economía y considera a los funcionarios del
Estado como seres inútiles, derrochadores, arrogantes y por fin: dañinos.
Para el depredador, el inspector fiscal es la encarnación del mal.
¿Transferir por la fuerza una parte sustancial de sus ganancias a la máquina
ineficiente y superflua del Estado? ¡Visión de horror! En resumen, para el
Depredador el impuesto es un robo.
Tanto en el norte como en el sur, el combate principal de las oligarquías
contra los poderes públicos se centra en los impuestos. Combate muchas
veces victorioso, desgraciadamente.47
Los más poderosos entre los depredadores recurren a un método
radical: instalan una o varias sociedades holding para gobernar sus empresas
desde paraísos fiscales. De esta manera escapan a toda forma de impuestos
o de fiscalización pública a sus actividades.
Estos paraísos fiscales son muy conocidos: Islas del Caribe o de la
Mancha, Bahamas, Bermudas, Islas Vírgenes, Curacao, Aruba, etc.
? El caso de Las Bahamas, lugar donde llegaron los españoles, mataron
la población autóctona y por mucho tiempo quedó despoblada y fue
refugio de piratas que se escondían para asaltar los galeones
españoles que llevaban oro a la Madre Patria.
Ahora es un paraíso fiscal, luego que en 1973 obtuvieron la
independencia de la Corona Inglesa.
Sus leyes permiten la existencia de compañías financieras sin dar
nombres de sus dueños, directores ni operaciones bancarias.
Este es un paraíso fiscal casi al exclusivo servicio de los poderosos
piratas, ya que la mayor parte de ellos tiene horror a la publicidad. La
legislación de Bahamas autoriza la realización de las Asambleas de estas
compañías por teléfono.
Para los grandes banqueros estos paraísos fiscales son una de las
grandes conquistas de la civilización.
Sin embrago, estos paraísos fiscales como las Bahamas y otros,
pueden constituir un peligro mortal para el capitalismo mundializado; ya que
gracias a la rapidez extrema con la que circulan los capitales alrededor del
mundo, con las facilidades extremas que ofrece el espacio cibernético unido;
la imposibilidad técnica de controlar la identidad de los capitales en constante
migración, la simbiosis entre capitales de origen legal y capitales de origen
criminal está hoy día casi generalizada.
A través de su potencia financiera gigantesca, la criminalidad
organizada influencia secretamente toda nuestra vida económica, el orden
social, la administración pública y la justicia. En algunos casos ella dicta sus
leyes y sus valores a la política. De esta manera va desapareciendo
gradualmente la independencia de la justicia, la credibilidad de la acción
política y finalmente la función protectora del Estado de Derecho.
La corrupción llega a convertirse en un fenómeno aceptado, lo que
puede llevar a la institucionalización del crimen organizado.48
En los paraísos fiscales los capitales legalmente acumulados se
mezclan con los capitales de la trata de seres humanos, el tráfico de armas,
de materiales nucleares, de estupefacientes, de chantaje y de crímenes.
La criminalidad organizada, se debe al capitalismo agresivo del cual se
nutre y le prestan gran utilidad.
Sin los paraísos fiscales, es evidentemente claro que los
carteles transcontinentales de la criminalidad organizada, no
podrían prosperar. Ellos representan de esta manera una
amenaza mortal para los propios Amos del Mundo.49
TERCERA PARTE
LOS MERCENARIOS
Arriba y abajo son dos lenguajes,
Dos pesos, dos medidas
Los hombres tienen el mismo rostro
Y ellos no se reconocen más
Pero los que están abajo son mantenidos abajo
Para que permanezcan arriba los que ya están ahí
Bertolt Brecht
Santa Juana de los Mataderos50
I
LA OMC COMO MÁQUINA DE GUERRA
Habitamos un mundo donde es infinitamente más grave violar una regla
de Comercio Internacional que un derecho humano. La Organización Mundial
de Comercio (O.M.C.) es sin lugar a dudas la máquina de guerra más
eficiente en manos de los depredadores.
Gracias a la unificación progresiva de los mercados, el volumen de
comercio mundial ha aumentado sin cesar y de manera cada vez más rápida
en estos últimos diez años. Al mismo tiempo cambia la estructura del
comercio mundial; otorgando un lugar cada vez más privilegiado a las
sociedades transcontinentales privadas.
Entre 300 y 500 empresas norteamericanas, europeas y japonesas
dominan el comercio.
- Un tercio del total del Comercio se efectúa al interior de las mismas
sociedades transcontinentales, que están organizadas de manera
descentralizada. La mayor parte de sus instalaciones de negocios,
usinas, sociedades de comercio y otros (profit – centers) funcionan
de manera casi autónoma y comercian entre ellas o con el holding
matriz.
- Otro tercio del comercio se efectúa entre las sociedades
transnacionales.
- Solo un pequeño tercio de intercambio de bienes y servicios se
efectúa en el sentido clásico del término: intercambio entre Estados,
entre empresas con mayor parte de capital nacional.
No es de extrañar que la OMC sea la exacta visión del mundo de los
Señores del Capital mundializado: la mundialización como la libertad para los
grupos financieros para invertir donde les parezca, por el tiempo que les
parezca, para producir lo que quieran, aprovisionándose o vendiendo donde
les sea conveniente; soportando las nuevas restricciones posibles en materia
de derechos del trabajo y convenciones sociales.
La OMC sucedió al GATT, mejorando y ampliando sus objetivos
fundamentales: promover la liberalización más extensa posible en materia de 51
circulación de capitales, de mercancías, de servicios, etc. Pero existe una
diferencia fundamental entre el GATT y la OMC. El GATT era una simple
unión aduanera, en tanto que la OMC es una organización interestatal con
amplio poder de coerción y de sanción; que fija las reglas del Comercio
Mundial, extendiendo su ámbito a diferentes esferas y productos. Es una
formidable máquina de guerra al servicio de los depredadores.
Es una organización eminentemente administrativa, un conjunto de
convenciones comerciales en evolución permanente, en “perpetuo proceso
de negociación”.
La OMC con sede en Ginebra, funciona con diversos comités y
reuniones de los embajadores permanentes que mundialmente representan a
los Estados y Compañías poderosas.
El objetivo principal de la OMC en sus negociaciones es la reducción
del Poder del Estado y del Sector público en general. La desregulación y la
privatización son sus principales instrumentos.
Los Estados que tienen un carácter frágil, una industria naciente, tienen
interés en mantener barreras aduaneras para proteger su economía. Pero
¿tienen posibilidad real de oponerse a la OMC? La respuesta es NO: USA,
Canadá, Japón y la Unión Europea controlan el 80% del Comercio Mundial.
Resistir a sus presiones equivale a un suicidio.
En algunas ocasiones se han logrado ciertos acuerdos en países
africanos para defenderse de los cultivos transgénicos que no le permiten al
campesinado tener semillas de su cosecha para el próximo período o
defenderse del monopolio farmacéutico, incluso de productos que son parte
de su cultura. Generalmente estas iniciativas han fracasado.
La OMC, actúa ciertamente en representación de los Estados; para que
sirvan los intereses de las grandes compañías transnacionales que dominan
las respectivas economías nacionales. Es la racionalidad de las
transcontinentales lo que domina; jamás la de los pueblos, ni de sus
respectivos estados. Sus grandes ejecutivos aspiran a un mundo en que la
mano invisible del mercado pueda resolver todos los problemas de la pobreza
y de la riqueza, de la salud y la enfermedad, de la supervivencia y del
hambre.
Los países del Norte subsidian los productos agrícolas y a sus
agricultores y de esta forma invaden a los países pobres con sus excedentes
agrícolas que llegan a precio mucho más bajo que los que tienen los países 52
pobres. Muy escasamente los productos agrícolas de los países pobres
pueden llegar a un mercado del Norte.
Otro gran negocio que impone la OMC es la “biopiratería” que favorece
a las grandes multinacionales farmacéuticas, con la imposición de patentes
exclusivas que impiden a los países pobres elaborar fármacos a bajo precio
para hacer frente a sus necesidades. Un caso emblemático es la triterapia
contra el SIDA, que es monopolio de grandes compañías, que fijan precios
inalcanzables para los enfermos de países pobres.
Tanto la estructura de la OMC como los mecanismos para resolver las
diferencias o conflictos en el comercio, están diseñados de tal manera que
los hace muy onerosos y difíciles para los países pobres; que además no
cuentan con representación permanente ni con los expertos necesarios que
los representen en los órganos de la OMC.
En general, en la OMC los países ricos deciden y los países pobres los
siguen y muy excepcionalmente logran ganar algún litigio menor; pero jamás
logran sacarse la camisa de fuerza que les colocan las disposiciones de las
sociedades transcontinentales privadas.
? Descartando expresamente las solicitudes de los movimientos
ecologistas y de las organizaciones solidarias del Tercer Mundo, los
Señores del mundo han rehusado incluir en la carta de la OMC una
cláusula social y una cláusula ecológica. Estas dos cláusulas habrían
por tanto permitido excluir la libre circulación de mercancías producidas
en condiciones sociales o ecológicas intolerables.
TOMEMOS DOS EJEMPLOS:
- En el Valle de Indus en Pakistán se confeccionan alfombras con finos
hilos de seda. En su elaboración trabajan niños menores de 15 años
con salarios miserables. Deben ser niños y niñas pequeños porque se
necesitan dedos finos para tejer los delicados hilos y además el trabajo
es dañino para la vista; muchos niños quedan ciegos y los patrones los
devuelven a sus familias. Estas alfombras se venden a precio de oro en
París, N. York o en Londres.
- En China, donde se practica el capitalismo salvaje con un Estado
poderoso; hay cientos de miles de prisioneros políticos, religiosos o de
etnias excluidas que trabajan en grandes campos encerrados
produciendo piezas para los artículos electrodomésticos que luego son 53
vendidos por el Estado Chino en Corea, Japón o Singapur. Gracias a la
OMC estos productos del trabajo esclavo tienen libre acceso al
mercado mundial.
Susan George resume a través de una hermosa formula el “pecado
original” de la OMC: “la realidad del comercio actual se explica así: una vez
que un producto llega al mercado, pierde todo recuerdo de los abusos que se
han cometido en su elaboración, tanto en el plano humano como en el de la
naturaleza”.
Los dirigentes de la OMC están muy orgullosos de lo que ellos llaman
“la democracia integral” en la que se requiere el acuerdo de la totalidad de los
miembros para adoptar una decisión importante. Lo que aparentemente es un
gran logro, si lo miramos de cerca nos damos cuenta de que se trata de una
hipocresía total: los Estados del Norte y las transcontinentales controlan el
82% del Comercio total del mundo. Es así como ellos ocupan una posición
dominante sin contrapeso en la OMC y pueden determinar la tempestad o el
buen tiempo desde su fortaleza en Ginebra. Si algún estado de la periferia
tuviera la osadía de oponerse, es víctima de las presiones y exigencias de
restauraciones o compensaciones bilaterales.
El chantaje que ejercen permanentemente los ricos contra los pobres
aseguran la “unanimidad” de la fachada de la OMC, la famosa “Democracia
Integral”.
? En una entrevista a Mike Moore, uno de los grandes líderes de la OMC,
al preguntársele acerca de las grandes lecciones que se podían obtener del
fracaso de la reunión ministerial de Seattle en diciembre 1999, respondió: “la
agenda era demasiado ambiciosa y los objetivos de cada país eran muy
dispares. Eso exige muchas concesiones de una parte y de la otra... a esto
hay que agregar que los países que no tienen misión permanente en
Ginebra, no pueden comprender las encrucijadas de Seattle.
Mike Moore dijo claramente: los que no tienen los medios financieros
necesarios para participar realmente en la vida internacional, los expoliados,
no pueden comprender jamás nada de los aspectos centrales de la OMC.
Moore no está del todo equivocado en sus apreciaciones: la parte del
Comercio mundial asegurada por los 49 países más pobres del mundo, se
elevó exactamente al 0,5% del total, según los estudios de la conferencia de
la ONU sobre el Comercio y el desarrollo: CNUCED.54
Una formidable hipocresía gobierna las relaciones entre las potencias
dominantes de la OMC y los países desprotegidos. Los acuerdos que estos
últimos están obligados a suscribir les imponen de hecho “un desarme
económico unilateral”.
Sometidos a la liberalización forzada de sus economías, estos países
deben abrir sin restricción sus territorios para las implantaciones de usinas
extranjeras y la importación de bienes, capitales y patentes.
Ningún país se ha desarrollado por la simple virtud del libre intercambio.
Para que una industria naciente pueda vivir y desarrollarse, el país que la
tiene debe tener el derecho de protegerla a través de impuestos aduaneros
para los productos extranjeros que son competencia. Esto lo prohíbe la OMC.
La mayor parte de los países pobres son agrícolas y representan el
87% de los países del mundo. Los países del Norte, con un poder de compra
elevado, cierran sus fronteras y mercados a los productos agrícolas y agroalimentarios del sur.
Simultáneamente los países ricos subvencionan la producción y la
exportación de sus productos agrícolas, estos bienes excedentes se dirigen
al Tercer Mundo procurando la destrucción de las frágiles estructuras
agrícolas autóctonas.
La fuente que genera la miseria está en el abismo entre la retórica y la
realidad de un orden internacional liberal. En ningún aspecto este abismo es
tan flagrante como en el sistema comercial internacional.
CONCLUSIÓN
Todos estamos de acuerdo en la necesidad de que exista
comercio entre las naciones. La autarquía o el proteccionismo
total es generador de miseria. Nadie quiere atrincherarse en
sus fronteras o volver a las guerras comerciales.
Se necesita un comercio internacional con reglas,
convenciones y acuerdos entre los sectores. Nadie desea la ley
de la selva pero la hemos visto: La OMC es liberticida. Ella crea
y legitima la tiranía de los ricos sobre los pobres.
Es urgente suprimir la OMC, necesitamos reglas, pero no
las de la OMC!55
II
UN PIANISTA EN EL BANCO MUNDIAL
Los mercenarios de la OMC se ocupan de la circulación de los bienes
comerciales; los del Banco Mundial y del FMI se ocupan del flujo financiero.
El FMI y el Banco Mundial (BM) forman las dos más importante instituciones
de “Breton Woods”.
El término “Banco Mundial” es impreciso. Oficialmente la institución se
llama “El Grupo Banco Mundial”. Este grupo comprende al Banco para la
reconstrucción y el desarrollo, la asociación Internacional para el Desarrollo,
la Compañía financiera internacional, la agencia multilateral para la garantía
de la inversión y el Centro Internacional para la gestión de conflictos
relacionados con la inversión.
En sus propias publicaciones el Grupo utiliza el término “Banco
Mundial” para designar el Banco Internacional para la reconstrucción y el
desarrollo y la Asociación Internacional para el Desarrollo.
El Banco Mundial ejerce un poder inmenso sobre el planeta. Cubre
créditos a los países pobres, en especial para inversiones de infraestructura.
Existe una alianza estratégica entre el BM y Wall Street. Funciona con
criterios estrictamente bancarios.
Aunque parezca una ironía, una buena parte de los capitales del BM es
provisto por los Bancos Suizos, con fondos provenientes de las dictaduras o
los negocios sucios de Asia, África y América Latina.
La “época de oro” del BM se desarrolló entre 1968 – 1981, bajo la
presidencia de Robert McNamara, ex Ministro de Defensa de Kennedy y de
Jhonson.
Robert McNamara ha muerto más gente a la cabeza del BM que como
Ministro de Defensa de USA, incluida la masacre de Vietnam. Ha empujado a
los países del Tercer Mundo a aceptar las condiciones que conllevan los
créditos del BM; a transformar sus economías tradicionales con el fin de
maximizar la especulación económica y el comercio mundial. Los que se
resistían eran abandonados a su suerte.56
El Tercer Mundo se encuentra actualmente con muchas represas
abandonadas, con rutas que están en ruina y no llevan a ninguna parte, con
edificios con oficinas vacías, con bosques y campos arrasados con deudas
monstruosas que jamás podrán rembolsar. Tales son los frutos envenenados
de la política del BM desde la época de McNamara hasta estos días. A pesar
de lo grande que fue la destrucción sembrada por este hombre en Vietnam,
fue sobrepasado durante su mandato en el Banco Mundial. No solo destruyó
aldeas, sino que destruyó economías enteras.
El director actual es James Wolfensonh, un multimillonario australiano,
banquero de Wall Street, ideólogo e imperialista de alma; es también un
artista consumado. Al comienzo fue un pianista, ahora interpreta el
violonchelo y desempeña una intensa actividad como compositor.
Uno de los planteos ideológicos del “pianista” Wolfensohn y sus
colaboradores, es lo referente a generar un gobierno mundial sin Estado y es
fiel seguidor del consenso de Washington.
La racionalidad bancaria del BM significa en la práctica la explotación
sistemática de las poblaciones pobres y la apertura obligada de los países del
Tercer Mundo a los depredadores del Capital Mundializado.
Al igual que la OMC y el FMI, el Banco Mundial es un bastión del
dogma neoliberal. Impone en todas circunstancias a los países deudores los
consensos Washington: privatización de los bienes públicos y de los Estados,
imposición del Imperio de los Nuevos Amos del Mundo.
Para hacer frente a los daños humanos y ecológicos de los grandes
proyectos que ha impuesto el BM en el Tercer Mundo, su director – pianista,
creó un “Departamento Social” encargado de evaluar el impacto de cada gran
proyecto de inversión sobre la población, el clima, la forma de vida, etc.
invitando a dar opinión a las ONG ecologistas o defender los derechos
humanos.
En la práctica, sus sugerencias o conclusiones no pueden impedir la
construcción de grandes obras, de grandes complejos industriales, arrasar
con los bosques o modificar el curso de las vías. La decisión de los
banqueros es siempre soberana.
- 0 -
El Banco Mundial ha creado ONG que se ocupan de amortiguar los
efectos sociales de las grandes inversiones en los países pobres. Algunas de
ellas son financiadas por fundaciones de dudosa reputación y sirven a las 57
políticas y a los intereses de las grandes multinacionales y en particular del
“pianista director”; recibiendo a cambio un generoso financiamiento. Estas
ONGs se encargan de hacer más dulce la depredación y son cómplices
directos de los Amos del Capital.
Otro efecto de la manipulación de ciertas ONG por el “pianista”; es que
numerosos dirigentes y cuadros de estas ONG consultadas como “expertos”
por el Departamento Social, son luego integrados discretamente en los
niveles superiores del BM. Ellos compran una bella carrera en el BM
haciendo críticas “mesuradas, razonables y competentes” a los proyectos de
inversiones y a la política de privatización.
A nivel del BM existe la unidad de Sociedad Civil; que es un
Departamento encargado de selección, relaciones y para supervisar a las
ONG.
El Banco mundial es un instrumento al servicio de las grandes
multinacionales, le sirve como instrumento para convencer o imponer
grandes proyectos que significarán la destrucción de enormes regiones en
países del Tercer Mundo.
Un caso muy escandaloso fue el de la construcción de un
oleoducto entre el Chad y Camerún; pasando por selvas
vírgenes donde habitan los pigmeos, desde hace 4.500 años. El
BM ofreció ayudas sociales a los gobiernos; una parte
importante la usó el Dictador del Chad para comprar armas y
exterminar a una gran parte de su propio pueblo.
Otra de las tantas hazañas del Pianista Wolfensohn,
Director del Banco Mundial.58
III
LOS PIRÓMANOS DEL FMI
Una democracia muy particular reina en el seno de Fondo Monetario
Internacional (FMI). Cada uno de los 183 Estados miembros vota según su
poder financiero respectivo: 1 dólar = 1 voto. Lo que hace que USA posea un
17% de los votos. Su potencia financiera y el hecho de que el dólar juegue el
rol de moneda de venta internacional, le confiere un poder determinante en el
seno de la Organización.
Los mercenarios del FMI son de buena manera los super bomberos del
sistema financiero internacional. Pero llegada la ocasión ellos no pierden
oportunidad de convertirse en pirómanos...
En tiempos de crisis agudas intervienen en plazas financieras exóticas;
ellos velan antes que nada para que ningún especulador internacional pierda
su partida inicial.
Tienen razón los críticos y escépticos frente al FMI, cuando plantean
que los gobiernos de los países ricos lo que buscan antes que nada es tratar
de evitar que los bancos occidentales puedan sufrir pérdidas en alguna crisis.
Sin dejar de reconocer que algunos planteos que hace el FMI aparecen
como interesantes en relación a mejorar la infraestructura de los países
pobres, a luchar contra la inestabilidad monetaria, contra la corrupción, las
políticas que ellos aplican e imponen significan normalmente transferencia de
recursos de los países pobres a los países ricos.
- 0 -
? Veamos el caso de América Latina
- En la década del ’70 la deuda acumulada de los Estados de América
Latina se elevaba a 60 billones de dólares.
- En 1980 está cifra era de 240 billones de dólares.
- 10 años más tarde esta suma se había más que duplicado: 443
billones de dólares en 1990.59
- Hoy en día, la deuda exterior de América Latina oscila alrededor de
los 750 billones de dólares.
Esta deuda tiene su origen en la transferencia de aproximadamente 25
billones de dólares por año a los acreedores, desde hace 30 años.
En resumen, desde hace 30 años el continente ha tenido que destinar
para la deuda externa, entre el 30 a 35% de su presupuesto, obtenido de la
exportación de sus bienes y servicios.
En el año 2001, cada habitante de América Latina debe en promedio
2.550 dólares a los acreedores del Norte.
- 0 -
Entre los numerosas catástrofes provocados por los bomberos
pirómanos del FMI en América Latina, evocamos en primer lugar la más
espectacular, la de Argentina.
Acosados por una deuda externa desmesurada y practicando una
estrategia desenfrenada de privatización del sector público y de
desregulación de los mercados financieros, la Argentina – anteriormente
próspera – ha seguido las órdenes de la fórmula del FMI. Decidió política
monetaria y financiera al servicio en primer lugar de las grandes sociedades
transcontinentales, extranjeras, principalmente norteamericanas.
Es así como el peso argentino vivió largo tiempo en paridad con el
dólar.
En el 2001 el crecimiento económico era de menos 1,9% y el producto
interno bruto era de 7.544 dólares por cabeza. Argentina se acercaba
peligrosamente a la situación de los 49 países menos avanzada del planeta.
La crisis se desencadena en diciembre 2001, la deuda externa
alcanzaba los 146 billones de dólares.
Para tratar de frenar la hemorragia de dólares a los bancos de USA y
Suiza principalmente, el Presidente De La Rua bloqueó las cuentas privadas,
estableciendo lo que se llama el “corralito”. Esto provocó un pánico
financiero, se derrumbó la economía, la cesantía saltó al 18%, los cierres y
quiebres de industrias se sucedieron con rapidez.
El FMI negó cualquier posibilidad de crédito, la revuelta popular barrió
con el Presidente De La Rua y varios más en corto tiempo.60
En el año 2002, dos habitantes sobre cinco en Argentina, vivían en la
extrema pobreza.
Durante varios decenios los países de América Latina han debido
aplicar numerosos planes de ajuste estructural urdidos por los “cuervos
negros” de Washington.
El FMI dictó también numerosas reformas fiscales siempre a favor del
capital extranjero y las clases dominantes autóctonas. Impuso reducciones
masivas a los presupuestos sociales de educación, de salud, la liberalización
de las importaciones, la extensión de las tierras de plantación, la reducción
de las tierras dedicadas a la producción de consumo interno y la puesta en
práctica de política de austeridad de todo tipo de actividad pública.
Dos generaciones de Latinoamericanos han pagado de esta manera,
con su sangre, su esfuerzo, sus humillaciones, la destrucción de sus familias,
por los dictados del FMI.
- 0 -
Tomemos el caso de Brasil, el gran país continente de América Latina;
gobernado recientemente por un equipo de personajes brillantes
intelectualmente, que resistieron a la dictadura militar en su país o en el
exilio; pero que fueron rescatados por el dogma neoliberal, una vez que
llegaron al gobierno. Presididos por Fernando Henríquez Cardoso, el
Gobierno de Brasil (1995 – 2002) entregó el país a los depredadores. Al
mismo tiempo que hacían serias críticas al Consenso de Washington
denunciando la emergencia de las instituciones de Breton Woods, ellos se
convirtieron en servidores serviles, para no decir aduladores a voces del
departamento del tesoro de USA y sus mercenarios.
Las consecuencias fueron dramáticas: de los 173 millones de
habitantes hay una buena parte que sufre de subalimentación grave, con
consecuencia de invalidez o muerte. Según cifras oficiales, son 22 millones.
La oposición parlamentaria habla de 44 millones. La conferencia Episcopal de
Brasil señaló que son 55 millones.
En las grandes ciudades, como Sao Paulo, la burguesía es opulenta y
lanza muchos desperdicios a la basura y es normal ver a los pobres y
miserables abalanzarse sobre la basura para sacar alimentos descompuestos
para sobrevivir.61
La deuda externa de los ricos y poderosos de Brasil alcanza el 52% del
Producto Interno Bruto (PIB) y los intereses a pagar representan el 9,5% del
PIB.
El año 2001 el gobierno de Cardoso nuevamente se puso de rodillas
frente al FMI para solicitar un crédito de 15 billones de dólares con un interés
de 7,5% anual. El ministro de finanzas dio una conferencia de prensa para
dar la alegre noticia de su éxito en la misión realizada en Washington. Al
mismo tiempo anunciaba al pueblo la implementación de numerosas y
dolorosas medidas “indispensables” y exigidas por el FMI. Ellos obedecieron
e implementaron fuertes restricciones presupuestarias. ¿En qué rubros?
Salud pública, educación, formación técnica, medio ambiente! No se tocaron
los privilegios fiscales ni las prebendas de la burguesía brasileña.
Todos los Ministerios de Finanzas de la mayoría de los países, siguen
el dogma neoliberal; induciendo la total liberalización de los mercados
afirmando que este crecimiento dará algún día la felicidad a los pueblos.
Mientras tanto la miseria crece y ataca de manera terrorífica.
Una verdadera guerra de clases azota la periferia de las grandes
ciudades en Brasil. En el año 2001 se registraron más de 40.000 asesinatos
o muertes violentas. La criminalidad organizada transcontinental, existe en
Brasil tal como en otros países. Pero la violencia que desgarra el país es
producto principalmente de la extrema miseria en la que vive buena parte de
los brasileños.
En Sao Paulo, los grandes ricos se desplazan solo en helicóptero; los
ricos en autos blindados. Con sus casas protegidas por policías privados y
grandes muros.
La mediana burguesía habita en departamentos que parecen cajas
fuertes.
El resto vive como puede.
A la miseria, el gobierno responde con la represión, con cárceles,
policías y jueces que condenan a una parte de la población a vivir presos en
condiciones infrahumanas, peores que los campos de concentración de Hitler
en la 2º Guerra Mundial.
Los funcionarios del FMI no escuchan esos clamores.
Las privatizaciones están en el corazón del dogma de los Amos y de
sus mercenarios. Cada vez que un Ministro de Finanzas de un país se dirige 62
a Washington, para obtener un crédito o prorrogar una deuda, los perros
guardianes del FMI le arrancan una parte de la industria o del sector público
de su país.
El método es siempre el mismo. El FMI exige y obtiene la venta a la
sociedad transnacional, generalmente de USA o Europa, de industrias o
empresas de servicio (transporte, seguros, agua) relevantes de un sector
rentable. Los sectores no rentables de la economía quedan bien entendido,
en manos del gobierno local.
Un caso muy concreto ha sido el Brasil, que en ocho años de régimen
del Presidente Cardoso ha entregado casi todo el apetitoso y rentable sector
público; con excepción, por el momento de la poderosa Petrobras, defendida
ardientemente por sus trabajadores y sus sindicatos.
En agosto del 2001 Brasil sufrió una gran crisis energética que lo obligó
a reducir el consumo y la economía en un 20% esto como consecuencia
directa del programa caótico de privatizaciones, en especial de Electrobras.
El gobierno había argumentado las privatizaciones diciendo que con
esos recursos se solucionarían los problemas de los más pobres. En la
práctica, una buena parte se fue a cuentas privadas en el extranjero de altos
dirigentes políticos.
Con mucha razón se reprochó a los funcionarios del FMI de contribuir
poderosamente a la miseria de los pueblos del Tercer Mundo, de repetir sin
cesar los mismos errores y de desconectarse de la realidad. Los bomberos
pirómanos del FMI parecen “autistas”. Gente inteligente que hacen cosas
estúpidas con mucha frecuencia, en la medida que se desconectan de la
crítica y de todo consejo externo.
Se acusa al FMI de haber provocado a través de sus intervenciones, la
crisis financiera que se tragó en la década del ´90 a varias economías
asiáticas y de ser directamente responsables del cierre de miles de industrias
de sociedades comerciales; con el respectivo estado de miseria en que
sumergió a millones de trabajadores y sus familias.
Fue el costo de Tailandia en 1997, que se extendió a Indonesia,
Taiwán, Corea del Sur y otros. Con la liberalización de los mercados, los
capitales se dedicaron a fines especulativos o negocios rápidos: casinos,
hoteles, centros de turismo, etc. y no a inversiones de largo plazo. En un
momento determinado las grandes compañías retiraron sus capitales y
dejaron a los países en ruinas. Luego llega el FMI y les pasa dinero a cambio 63
de ajustes estructurales y sacrificios a la población pobre que ven
desaparecer los servicios públicos de salud, educación, alimentación, las
fuentes de trabajo, etc.
? ¿Por qué estas reacciones tan aberrantes de parte de los bomberos
pirómanos del FMI?
- En parte se explican estas reacciones por el dogmatismo extremo, la
arrogancia y la indolencia burocrática que impera en los altos
funcionarios del FMI.
- En otra gran parte se explican por el hecho que el FMI y el BM son
organismos que en la práctica y en forma permanente están al
servicio de la política de USA.
Cuando estas instituciones ponen como condición para las ayudas el
que se haga un buen gobierno y no haya corrupción, es sólo una gran
hipocresía.
A ningún gobierno dictatorial o estado corrupto le va a
faltar el apoyo del dinero del Banco Mundial o del Fondo
Monetario Internacional; en la medida que se sometan a los
intereses y a las políticas de USA.64
IV
LAS POBLACIONES NO RENTABLES
Observemos lo que pasa hoy día con los 49 “países menos avanzados”
PMA como los llama el FMI. En realidad son los países más pobres o como
los denominan los agentes del capitalismo: “las poblaciones no rentables”.
Los PMA forman una categoría aparte. La admisión en esta especie de
club, depende de varios factores: cantidad de ingreso por cabeza (menos de
700 dólares), las condiciones de sanidad, el grado de alfabetización, la
diversificación de su economía y otros.
Los señores les conceden algunos beneficios a los PMA, como la
exención de cuotas e impuestos para algunas exportaciones a los países del
norte; les otorgan un plazo algo mayor para imponerles sus políticas de
ajuste o de liberalización interna que impone la OMC, les conceden algunos
créditos.
En el año 2002 los PMA totalizaban una población de 640 millones de
seres humanos; algo más del 10% de la población mundial. Treinta y cuatro
de ellos se encuentra en África, nueve en Asia y cinco en el pacífico y el
Caribe.
Cuando se creó esta “categoría” en el año 1971, eran veintisiete países.
Sólo Botswana ha logrado salir de este pelotón. Gracias a una política
agrícola autocentrada logró salir de la situación de miseria extrema. Por el
contrario, en Senegal que ha seguido las política de ajuste del FMI, su
economía ha seguido cuesta abajo en la rodada y actualmente forma parte
de PMA.
La deuda externa de estos 49 países representa el 124% de su
producto interno bruto. Esto significa en la práctica: que deberán destinar
más recursos a pagar la deuda externa que para cubrir las necesidades
sociales de sus poblaciones; con un crecimiento inferior al 1% , lo que impide
cualquier posibilidad de ahorro o inversión.
Esto que hemos señalado, significa que los planes de ajuste estructural
impuesto por el FMI a estos países para equilibrar sus presupuestos
(equilibrios macroeconómicos), agravan principalmente la situación65
alimentaria; particularmente cuando estos planes exigen eliminar los
subsidios públicos a los productos alimenticios básicos.
El ingreso por habitante ha disminuido en estos países, además de un
evidente deterioro en la calidad de vida.
Esta situación forma parte de la desigualdad creciente a nivel de la
sociedad planetaria. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha creado
una nueva categoría para medir el promedio de vida. Comprende aspectos
cualitativos y cuantitativos: la esperanza de vida, considerando los años de
salud aceptable. Este indicador se llama E.V.C.I. (Esperanza de Vida
Corregida de la Incapacidad).
Este índice se traduce en una esperanza de vida de 40 años libre de la
incapacidad para los PMA y de 74,5 en Japón, que es el más alto.
El balance de estos 30 años de la ayuda, llamada para el desarrollo,
que en realidad es ayuda para integrar al capitalismo mundializado las
economías de África, Asia y América Latina, es verdaderamente calamitoso.
Ha quedado en evidencia que a pesar de los 30 años de ayuda a los PMA y a
pesar de los esfuerzos que han hecho los mismos países, las dificultades
socioeconómicas y su marginación persisten de manera aplastante. A pesar
de toda esta situación, los emisarios del FMI no dejan de proclamar “nosotros
vamos a sacar a los países menos avanzados de la miseria”. Ese es el
escándalo.
? Cuatro casos demostrativos:
- Tomemos el caso de Níger; con sólo el 10% de tierra cultivable; su
economía era principalmente la crianza de animales y productos
agrícolas para la subsistencia. Uno de los 10 países más pobres del
mundo.
El FMI ordenó suprimir la oficina de Apoyo Veterinario del Estado y
proceder a su privatización. Con ello se logró que los pastores y
pequeños criadores de animales no pudieran mantener sus ganados
en buenas condiciones, ya que con la privatización de la oficina
veterinaria de Estado, los prestadores de servicios veterinarios
privados comenzaron a cobrar precios inalcanzables para los
pastores pobres.
Por otra parte, la OMC les exige certificado de sanidad a los
animales para poder ser explotados.66
También se privatiza la oficina del Estado encargada de la
distribución de los alimentos a los sectores más pobres o más
alejados. Con la llegada de las empresas privadas, estos sectores
han quedado sin abastecimiento de alimentos necesarios para la
vida, particularmente en las zonas más alejadas o menos pobladas.
En Níger, en lugar de combatir la miseria, el FMI la ha agravado.
- La Guinea, es un país de agricultores y criadores ubicado en África
Occidental. Luego de varios programas de ajuste estructural
impuesto por el FMI, Guinea es una país arruinado y de rodillas, en
especial en el sector de pastores agrícolas.
Este sector es fundamental para la estabilidad de la economía
nacional.
Fiel a su política de liberalización total el FMI le impuso en 1986 la
disolución total de la oficina veterinaria del Estado. Este servicio se
encargaba de distribuir y almacenar los medicamentos para la
crianza y luego entregarlos a precio de costo. ¿Qué sucedió?
Personas y compañías privadas toman el negocio de los insumos
veterinarios, elevando los precios, importando de Francia productos
que los laboratorios habían desechado por estar fuera de plazo,
para venderlos a precios difíciles de alcanzar por los pastores y
pequeños criadores.
Al desaparecer la regulación del Estado, al dejar a la ley de la selva
los insumos y la atención veterinaria para la gran mayoría de
criadores, ellos quedaron a merced de estos traficantes.
La mayor parte de los pastores y criadores analfabetos quedan a
merced del capricho de las multinacionales o los traficantes de
insumos veterinarios, amarrados de pies y manos frente a los
agentes del libre mercado farmacéutico local. Al imponer el
desmantelamiento de los servicios veterinarios de Estado y de los
controles de los precios farmacéuticos, los “cuervos negros” del FMI
han arruinado la crianza en general. Han contribuido también al
aumento de la mal nutrición y el hambre en el país.
- Tercer ejemplo: Mauritania y la producción y venta del maíz.
Mauritania es un país de una gran superficie, con extensas costas,
situado al norte de Senegal, con una buena parte desértica.67
Por las crecientes y difíciles condiciones existentes, ha disminuido la
población nómade que actualmente representa sólo el 20%; 50% de
campesinos son sedentarios y un 30% esta en las ciudades.
Desde los años ’60 la economía de Mauritania sufre los efectos de la
sequía cíclica y de los bajos precios del fierro del cual es productor
importante. Esto ha llevado a elevar su deuda externa a niveles
aplastantes; por lo que los mercenarios del FMI se han convertido
en amos y señores.
Era una cultura milenaria en que convivían diversos pueblos, con
sistemas de vida comunitaria, donde los jefes distribuían las tierras y
los productos de la cosecha, siendo todo de propiedad colectiva.
En 1983, el FMI impuso la privatización de las tierras, a través del
Estado que les distribuye títulos de propiedad individual privada.
Muy rápidamente el sistema comenzó a colapsar, ya que la mayoría
de los nuevos propietarios no estaban en condiciones de trabajar
solos y como el estado casi no tenía recursos ni expertos para
ayudarlos, comenzaron a vender sus tierras a los especuladores o a
las grandes compañías multinacionales. Se produjo una formidable
concentración de la propiedad agrícola en manos de algunos
financistas, venidos del exterior en su mayoría.
El sistema de comunidades con su jefe fundado en un régimen de
propiedad colectivo y tradicional, otorgaba un fuerte valor simbólico
a la tierra y constituía un lazo poderoso y daba una identidad a las
comunidades tradicionales.
Lo que es evidente es el aumento de la subalimentación y de la
subnutrición, el crecimiento de las poblaciones miserables en las
ciudades, único refugio de la familia campesina arruinada por el FMI.
Actualmente, consumen el 50% del maíz producido en su país por
las grandes multinacionales que han aumentado casi 10 veces su
precio. Antes, el Estado lo importaba de Tailandia.
Esta situación impuesta por el FMI permite ahorrar divisas a costa
de los pobres. Estas divisas se emplean para pagar la duda externa,
con claro beneficio para los depredadores.68
Lo que pasa en Mauritania, Guinea o Níger, no son situaciones
aisladas. Es la situación común de países desvastados por los
programas de privatización y ajuste estructural del FMI.
¿Podemos dejar que muchos niños y poblaciones enteras mueran
de hambre, nada más que para pagar la deuda?
Ningún país endeudado del Tercer Mundo tiene posibilidades de
oponer una política soberana al FMI, orientada a la satisfacción de
las necesidades de su propio pueblo. Las agresiones de los
mercenarios del FMI a los pueblos pobres son inconmensurables.
- Zambia, un país con tierras fértiles, una población de 10 millones de
habitantes, es una de las más antiguas civilizaciones del África
Austral. Su riqueza principal es el cobre y su agricultura es de
algodón, tabaco, café.
Luego del proceso de independencia en 1964 construyó una economía
orientada a las necesidades de su pueblo, con un estado fuerte.
En 1991 tomo el gobierno la oposición e inmediatamente entró el FMI
desmontando casi la totalidad del Estado, suprimiendo los gastos sociales,
privatizando los hospitales y abriendo el país a las grandes empresas
transcontinentales que pueden mover sus capitales sin limitación, se implantó
la flexibilidad y desregulación del trabajo.
El producto nacional bruto no ha aumentado significativamente desde
1991. La estabilización económica no ha sido permanente. El ingreso por
habitante ha disminuido y el 70% de la población vive actualmente en la
extrema pobreza.
El FMI afirma que ellos no imponen a nadie sus políticas ni favorecen
injusticias en los países donde actúan. Tienen razón en las apariencias.
Cuando un país tiene una deuda demasiado elevada, con riesgo a
declararse en quiebra, envía a su ministro de finanzas a Washington para
solicitar una ayuda de emergencia y/o moratoria de pagos, etc.
Al llegar a Washington se encuentran con las oficinas del FMI, que
comparadas con una corte real de la edad media sería un ejemplo de
democracia. ¡Deben soportar una espera interminable! ¡Ordenes transmitidas
con una voz seca! Desprecio evidente a los ministros que llegan y luego la
pregunta: “¿desean dinero fresco?, firmen la carta de intención”.69
La carta de intención es el arma suprema del FMI. Es un arma de
chantaje que consiste en un listado de reformas al interior del país,
reducciones presupuestarias, ajuste fiscal, etc., que el FMI “propone” al
gobierno necesitado que lo solicita (PMA). El conjunto de estas proposiciones
constituye el “plan de ajuste estructural”.
Las aves de rapiña les imponen reformas muy especiales, “disciplina
fiscal”, “transparencia presupuestaria” privatización de industrias y recursos
naturales, liquidación de los servicios públicos, hospitales y escuelas que
deben ser pagados, etc.
La firma de esta carta significa concretamente que estas
disposiciones deben entrar a formar parte de la legislación de
estos países; sujetas a la aprobación del cartel de acreedores
del país respectivo.
Ningún país pobre, no rentable, escapa a la camisa de
fuerza de los sátrapas de Washington.70
V
LA ARROGANCIA
“La realidad no penetra en el mundo donde habitan las creencias”.
El funcionamiento mental de los mercenarios, y fundamentalmente el
del Banco Mundial y del FMI, constituye un enigma apasionante y difícil de
comprender. Contrariamente a los depredadores, sus amos, los mercenarios
no están motivados en primer lugar por la borrachera del poder. Son antes
que nada integristas de una visión de mundo y de un modelo de análisis que
hace de ellos perfectos soldados del imperio norteamericano.
Mirado desde este punto de vista, muchos de ellos son verdaderos
misioneros. La mayoría de ellos son de altas calificaciones y de estudios
universitarios. El BM y el FMI recluta sólo gente de las universidades
norteamericanas y que luego han hecho doctorados y magisters en
prestigiosos centros de altos estudios. La nacionalidad no es un aspecto de
relevancia, excepto para los cuadros del escalón más alto.
En cualquier gran banco, sociedad de gestión patrimonial o agencia de
cambio en Wall Street, París o Londres, estos jóvenes expertos podrían
ganar hasta 5 veces más que en el Banco Mundial o FMI. Los cuadros
medios y medios altos no viven ni se comportan como grandes sultanes del
oriente. Ganan entre 85.000 y 95.000 dólares por año, considerando que los
gastos son altos en Washington. A las horas de trabajo, ellos se entregan en
cuerpo y alma a esta misión.
Una ley no escrita concede a los europeos el puesto de director general
del FMI y a USA el cargo de director general adjunto. Este último puesto lo
ejerce la Sra. Krueger, persona considerada de la confianza de Bush y del
tesoro de USA. “Es la gran sacerdotisa de los antiguos errores”.
La ceguera ideológica de hombres y mujeres dotados de una gran
inteligencia personal, la miopía derivada de sus prejuicios, son un misterio
que atraviesa la historia. A pesar de sus claras capacidades intelectuales, de
los diplomas obtenidos, los funcionarios del FMI parecen insensibles a los
desastres que provocan, sordos a los gritos de sus víctimas y desprovistos de
olfato cuando sube el olor de la sangre causada por los depredadores.71
Cómo poder develar este misterio?
- Una primera razón de esta ceguera, reside en el aislamiento en que
viven las familias de esta “comunidad financiera” en Washington.
Habitan en los sectores de Georgetown y Virginia, en casi simbiosis
con los funcionarios del Tesoro de USA, con los cuales se codean en
los coktails, en los club de campo, jugando golf, en los picnic, etc.
En resumen: el ambiente colectivo del Imperio los impregna y absorbe
sin que ellos se den cuenta realmente.
- Otra razón se relaciona con la manera como viajan estos mercenarios a
través de los continentes. Ellos se desplazan provistos de sus
computadores portátiles y de sus esquemas de análisis formateados.
Se hospedan en hoteles de lujo, pasando en los países durante sólo
algunos días y encontrándose sólo con dirigentes escogidos y que en lo
posible hayan estudiado en USA.
¿Y los campesinos locales, los marginales, los niños de la calle? Los
“cuervos negros” de Washington no los ven jamás. O tal vez de manera
furtiva a través de los vidrios polarizados de las limusinas del gobierno
local.
- Una tercera explicación del sorprendente cierre frente a la realidad de
la que dan muestra la mayoría de los funcionarios de las instituciones
de Bretton Woods y que se relaciona con la primera, es que estos
mercenarios ignoran hasta su entorno inmediato. De la misma forma
que ellos ignoran las condiciones de vida de los países a cuyos
gobiernos “aconsejan”, ellos son impermeables a todo conocimiento de
la realidad que vive una gran parte de los habitantes de Washington: A
pesar de que un cuarto mundo abandonado habita el distrito federal...
Toda esa zona está dotada de una gran belleza de paisaje, con amplias
avenidas y parques. En la colina del Capitolio, Sede del Parlamento no se
percibe ninguna agitación. La estatua de Lincoln se refleja en un lago sobre
un pedestal de marfil.
Pequeños trenes subterráneos circulan entre los inmensos edificios
donde están las oficinas de la Cámara Baja y de Senado.
El atractivo del Sur opera plenamente.72
La policía es casi invisible. Desde hombres y mujeres de los más altos
niveles, hasta los porteros del Capitolio son de una gran amabilidad. Eso ha
cambiado un poco después del 11 de septiembre 2001.
A dos calles detrás del Capitolio, se abre la realidad de otro universo.
Una frontera invisible pasa a través del pavimento cálido.
Son los barrios negros, el geheto arrasado por las drogas, el alcohol y
el crimen. Este barrio alberga a la mayor parte de los habitantes de
Washington DC. En estos lugares jamás meten los pies los mercenarios del
Banco Mundial o del FMI. De la misma forma que ignoran el tercer mundo
que existe más allá de los mares, son ciegos a la situación que se vive a dos
pasos de sus edificios climatizados.
Al adentrarse en esos barrios se encuentra la miseria del mundo
instalada en la antesala de la Casa Blanca. Por una extraña maldición, el
Imperio no logra ocultar totalmente parte de las víctimas que fabrica todos los
días. Como las olas de un océano maldito, ellas golpean a sólo algunos
pasos del Capitolio.
Pero los integristas de las instituciones de Bretton Woods
son decididamente ciegos, sordos y privados de olfato. Ellos
no perciben las víctimas que fabrican a lo largo de la jornada.
Ninguna inquietud les afecta su conciencia.73
CUARTA PARTE
DEMOCRATIZAR EL MUNDO74
I
LA ESPERANZA:
La Nueva Sociedad Civil Planetaria
Conversando con algunos dirigentes africanos, nos manifestaban su
impotencia frente a la arrogancia de los mercenarios del Banco Mundial. Uno
de los presentes interrumpió para exclamar: “¿No habrá algún día un tribunal
de Nuremberg para todos estos?” Al pedirle que nos explicara este grito de
denuncia, nos dijo:
“Es simple, los nazis, los fascistas en todas partes, a pesar de sus
crímenes más atroces; solo han atacado determinados grupos humanos,
negando los derechos humanos de estos grupos o etnias, destruyéndolos por
el genocidio”.
El neoliberalismo ataca a la humanidad entera. En algunas décadas
más, estos individuos que gobiernan el mundo hoy en día tendrán serias
cuentas por rendir”.
Los depredadores se niegan a reconocer los enormes desastres que
han provocado, generando miseria en Brasil y en Corea del Norte, la
corrupción en China, el avance de los de desiertos en África, la lucha de las
mujeres y jóvenes en Argelia, la lucha de los trabajadores por mantener los
servicios públicos, la degradación de la salud mental de los trabajadores
cesantes por largo tiempo.
- º -
El capitalismo contemporáneo es estúpido y cínico, ha olvidado por
completo sus orígenes protestantes. No se puede esperar nada de él. Hay
que combatirlo, aislarlo y descalificarlo.
El establecimiento de la tiranía planetaria del capitalismo financiero, la
monetarización progresiva de las relaciones humanas, el desprestigio de los
valores, de los grandes líderes, han inflingido un daño irreparable al Estado
Nacional Republicano.
- º -75
Este proceso histórico nos hace plantearnos una serie de interrogantes:
- ¿Dónde encontrar la virtualidad del nacimiento de una democracia
post – nacional?
- En un mundo desvastado por la desigualdad, y la miseria, quién
podrá imponer a los ricos la distribución necesaria de una parte de
sus riquezas?
- ¿Quién garantiza a los pobres una posibilidad de sobrevida y un
acceso a la movilidad social?
- ¿Cuáles podrían ser, en los inicios del Siglo XXI, las nuevas formas
de autorregulación de la sociedad?
- Luego de la muerte del Estado Republicano, cómo construir nuevos
mecanismos de control público capaz de domesticar el modo de
producción capitalista devastador como jamás ha existido?
- ¿Cómo transformamos esta fuerza formidable en un factor, en un
medio de civilización, para avanzar hacía un mundo más justo, más
libre, más digno?
- ¿Quién puede hoy día, domesticar la bestia? ¿Qué gobierno puede
intentar imponer sus leyes a estos depredadores?
- Frente a la selva que avanza ¿cómo luchar para imponer la
civilización? ¿Qué hacer para preservar los valores humanos de
solidaridad, de justicia social, de disponer de si mismo, como
comprometerse para impedir el retroceso de la humanidad?
¿En qué condiciones, la comprensión que tienen de su propia
identidad, los hace capaces de actuar a escala mundial, puede ella
cambiar de tal forma que los regímenes supranacionales se den
cuenta que son miembros de una comunidad, que no tienen
alternativa, que están obligados a tener en cuenta recíprocamente
sus intereses y defender los intereses universales?
* La primera respuesta nos viene de los soberanistas. Frente a los
depredadores se intenta construir la República, combatir el Imperio a
través de la Nación.
A pesar de los resultados electorales que se pueden lograr, parece casi
imposible pretender reconstruir el Estado Nacional y Republicano. La
violencia desarrollada por el Capitalismo ha sobrepasado con creces la 76
capacidad de recomposición del Estado. De la civilización republicana
hemos pasado a la era de la selva.
* La segunda respuesta es que sólo la O.N.U. sería capaz de rescatar y
hacer renacer la herencia normativa y moral de los actores nacionales
ya disueltos.
La O.N.U. sería la encarnación de la conciencia pública internacional.
Caricaturizando un poco la situación de centenares de millones de
hombres, mujeres y niños del hemisferio Sur, podemos afirmar que los
mercenarios del Banco Mundial y del F.M.I. destruyen cotidianamente y con
mano poderosa, los tímidos y frágiles programas sociales que desarrollan las
organizaciones humanitarias de la O.N.U.
La O.T.A.N. y la lógica imperialista Norteamericana triunfaron sobre la
seguridad colectiva. El sueño de un pueblo compartido, es reemplazado por
un sub – desarrollo creciente, por la marginalización, por la destrucción, por
la miseria de una parte creciente de la humanidad. El arbitraje internacional
querido por la O.N.U. es barrido por la prepotencia norteamericana imperial.
¿Qué decir de la distribución igualitaria de los bienes sobre el
planeta...? una quimera lejana.
La mano invisible del mercado, decide cada día quién va a vivir, quién
va a morir. Los depredadores triunfantes deciden la privatización del mundo.
En lugar de enfrentarlos, la O.N.U. trata de persuadirlos, pero sin éxito.
En resumen. Tanto los soberanistas como los que piensan en la O.N.U.
son inoperantes y carentes de una respuesta real.
¿Dónde está la esperanza?
En la nueva sociedad civil planetaria. Pero ¿qué se entiende por ella?
La sociedad civil ha jugado un papel determinante en la ruptura con el
mundo feudal. El triunfo rápido del Estado Republicano, la desaparición de la
“prehistoria”, relegándola al olvido. Esta sociedad vive actualmente un
renacimiento espectacular.
Ella es el lugar donde se despliegan los nuevos movimientos sociales,
donde se afirman funciones y estructuras inéditas, donde se van creando
nuevas relaciones entre los hombres y las naciones, donde se piensa el77
mundo y la sociedad, fuera de los cánones establecidos por la sociedad
dominante y su negación habitual de los valores de la Humanidad.
Observamos en un primer tiempo las condiciones ideológicas de su
emergencia.
La nueva sociedad civil planetaria surge como una
respuesta a la imposición de los depredadores.78
II
EL PRINCIPIO DE GENEROSIDAD
La ideología neoliberal practica un formidable lavado de cerebro. Para
los ricos este lavado es una bendición. Toda resistencia a la privatización del
mundo es presentada como un anatema. La coalición “antiterrorista” mundial
liderada por W. Bush criminaliza toda oposición a la privatización.
Todo lo que pueda poner en peligro la riqueza excepcional de los ricos
se lo coloca fuera del mundo civilizado. La ideología neoliberal se ocupa de la
seguridad de la riqueza.
¿Y los pobres? Ellos no tienen más ideología.
El lavado neo – liberal ha vaciado su cerebro. Sólo les queda un
elemental y vigoroso sentido de la justicia, la indesarraigable reivindicación
del “derecho a la vida”; tal como lo planteaban los más pobres y
desprotegidos en la época de 1789 que tuvieron que esperar la ejecución del
Rey Luis XVI y la radicalización de la Revolución Francesa para irrumpir en el
escenario público, en el escenario de la historia.
Durante los próximos 200 años existió una aparente equivalencia entre
las personas y los voceros de los poderosos y de los desprotegidos. Durante
el siglo XIX y gran parte del siglo XX apareció la cultura obrera, con sus
artistas, pensadores y filósofos; surgieron muchas publicaciones obreras,
cooperativas, partidos políticos poderosos, mutuales y sindicatos. Eran
manifestaciones de una creatividad fosforescente y de una voluntad de
resistencia dura como una roca.
Hoy en día la equivalencia se rompió. La palabra y la presencia de los
oprimidos prácticamente ha desaparecido del campo de la discusión ¿Cómo
explicarlo?
Aparte de la estrategia universal de lavado de cerebro que hemos
mencionado, tiene fuerte influencia el desaparecimiento de la Unión Soviética
y los socialismos reales; al margen de los errores internos y sus crisis de
credibilidad.
Los movimientos y partidos ligados a los regímenes comunistas se
caracterizaron muchas veces por negar la creatividad y la participación de la 79
gente común. No siempre respetaron la dignidad de la persona y muchas
veces sacrificaron la felicidad personal por los objetivos colectivos.
Esa cultura proletaria apagó en muchas ocasiones la creatividad y la
autonomía, mutilando la riqueza de la diversidad, la herencia natural de
muchos pueblos. La planificación centralizada sustituyó la iniciativa de las
personas ¿Cuál fue el resultado?
En primer lugar, se hizo evidente la imagen de precariedad, de falta de
mercadería de los almacenes, de escasez de bienes de consumo.
Además, están los sucesos ocurridos principalmente en la época de
Stalin en que hubo enormes, crueles represiones a pueblos o a detractores
del régimen.
Con estos elementos, se trabajó en la política capitalista de lavado de
cerebro; presentando a los sistemas socialistas identificados casi
exclusivamente con estas situaciones; que lamentablemente fueron reales,
pero en las que había grandes logros que siempre se ocultaron.
En la práctica, la ideología de la sociedad socialista casi desapareció.
En lo que respecta a la Social Democracia, ella desapareció
rápidamente como fuerza autónoma. En USA, una parte importante del
proletariado industrial de fines del siglo XIX, se fue diluyendo y desapareció
como una fuerza contestataria, bajo la influencia de grandes campañas de
lavado de cerebro organizadas por las grandes compañías: Rockfeller,
Morgan y otros.
En Europa, este pensamiento proletario fue rápidamente nacionalizado.
La II Internacional tuvo su última reunión internacionalista y anticapitalista en
1907 en Stuttgart, liderada por grandes luchadores como Jean Jaurès. Luego
los burgueses nacionalistas de los diversos estados europeos lograron ir
desdibujando la ideología social demócrata gracias a la utilización de
campañas xenofóbicas, antisemitas y exaltando un exagerado nacionalismo.
La II Internacional no alcanzó a instaurar en ninguna parte una
democracia social, a la que aspiraban sus grandes líderes.
- º -
Luego de la muerte de Stalin en marzo de 1953, fue progresivamente
“liberalizándose” la sociedad y dando paso al surgimiento de mafias que
fueron creciendo y haciendo alianza con estructuras regionales del Partido y 80
controlando parte de la Industria y del comercio; originando grandes cadenas
de mercado negro donde se abastecía la población.
En marzo de 1985 comienza el período final de la era Soviética; con el
ascenso de Mickail Gorbachev como secretario General del PCUS.
En agosto de 1991 se produce la implosión, el desmembramiento de la
URSS, el surgimiento explosivo de las bandas mafiosas que se apoderaron
de la gran nación.
Hoy en día, ellas controlan todos los sectores y el acceso a los
mercados. Tienen su cabeza en el Occidente. El capitalismo más salvaje se
ha implantado en Rusia y en las Repúblicas nacidas de las ruinas de la
URSS. En esta situación, los ciudadanos comunes viven desorientados,
angustiados y en total inseguridad.
En la actualidad, los Señores del Crimen, los nuevos bandoleros
constituyen una especie de guardia de hierro, la única capaz de resistir a la
agresión de los capitalistas de occidente. Todos sus antiguos representantes
se derrumbaron. El Estado centralizado en su caída, sepultó todos los
antiguos valores, conductas, instituciones y certezas. Se ha impuesto en los
espíritus un nihilismo frío y desalentador.
Queda en evidencia: el único adversario serio frente a los depredadores
extranjeros son los señores rusos del crimen. Un banquero occidental
asesinado en Moscú, es parte del restablecimiento de la dignidad rusa.
A fines del periodo de Gorbachev hubo serios intentos de aproximarse a
la Social Democracia europea, a fin de salvar en parte los logros alcanzados;
pero era tarde, en el horizonte apareció con fuerza la ideología neoliberal.
¿Qué anunciaban estos nuevos señores? Que los caminos de la
libertad son individuales. Algo así como un gran supermercado donde el
consumidor puede elegir a cada instante entre una enorme gama de
productos.
Se le abre al trabajador una perspectiva fantástica de poder elegir entre
posibilidades crecientes y casi sin límites.
El capital mundializado ha generado un individuo que le sea funcional,
que tenga la impresión de ser libre porque no puede reconocer ni distinguir
en la confusión de los diversos mercados, quién es el que ejerce poder sobre
él, quien lo enajena y le impide desarrollar su propia individualidad.81
El poder social está hoy día, más que en ningún otro momento de la
historia, en función del poder que se ejerce sobre las cosas. Mientras más
intenso es el interés que el individuo manifiesta por las cosas, más es
dominado por los objetos, más se transforma su espíritu en un autómata de la
razón formal.
El individuo fabricado por el capital mundializado carece de cualquier
forma de libertad ni de identidad.
El capital mundializado produce individuos atomizados, con pobres
cosas; aislados unos de los otros, desprovistos de respeto por si mismos,
donde la experiencia está totalmente determinada por la presión de las cosas
externas.
Este individuo tiene poco que ver con los grandes actores de la
Revolución Francesa, de tantos luchadores sociales como Salvador Allende
en Chile; que fue fiel a sus principios y entregó su vida por sus ideales.
 
La autonomía del individuo es un producto global de la sociedad civil,
ya que en la nueva sociedad civil los individuos dejarán de ser enemigos,
competidores potenciales.
Ellos se reconocerán como miembros de una comunidad mundial, se
apoyaran a través de la cooperación, y por consiguiente cada uno reforzando
su individualidad.
 
La sociedad civil, lejos de debilitarse, se refuerza, aumentando la fuerza
de cada uno y de todos. Por tanto es adecuado pensar que la práctica de la
generosidad es buena.
Esta disposición supone una cultura, un conocimiento del mundo de los
otros, que es lo contrario de reflejarse en sí mismo. Se trata de una
autonomía bien diferente al individuo formalizado, fabricado por la ideología
de los depredadores.
 
Otra contradicción que se percibe es la existencia de un individuo
comprometido en algunas de las múltiples expresiones de resistencia al82
capital mundializado, el del doble movimiento incesante de pertenencia y de
diferencia.
Los movimientos de resistencia están siempre en proceso y estos
procesos son la actualización permanentemente de la dialéctica entre la
pertenencia de un individuo a una comunidad o movimiento singular de
origen y la distancia que lo separa de otros individuos que pertenecen a otras
comunidades o movimientos, pero que participan del mismo combate.
El individuo es, por lo tanto, siempre problemático.
La generosidad es el gran impulso de prácticamente todos los
movimientos que en los cinco continentes y bajo todas las formas, las más
diversas, luchan hoy día contra las oligarquías del capital mundializado.
Pero ¿qué es la generosidad?
Todo a la vez, la emoción engendrada por el sentimiento
de rebeldía frente a la opresión y el deseo de un mundo mejor.
Es necesario entonces, pensar la generosidad como una
mezcla todavía inestable, como algunos esfuerzos que
hacemos entre pasión y acción, entre afecto y concepto. Hay
que tener presente esto en la cabeza al leer las páginas
siguientes.83
III
LOS FRENTES DE RESISTENCIA
Las luchas se van inventando sobre el terreno, no se crean por decreto;
pero las fuerzas están aún dispersas. Resulta necesario entonces, construir
frentes. De lucha es el método aplicado por la nueva sociedad civil planetaria
que emerge.
Cuáles son estos frentes, que cada vez con más firmeza llegan a ser
frenos para el avance de los depredadores y causar daño a sus estrategias?
Numerosos movimientos que actúan en los cinco continentes
comienzan a articularse.
En estos últimos años ha habido encuentros masivos, sea para
protestar contra las reuniones de Jefes de los Estados Depredadores
(Génova), o para debatir propuestas estratégicas, (los foros de Puerto Alegre
– Italia – Brasil).
Es difícil identificar los miles de ONG y de Movimientos que han
participado en estas manifestaciones. Intentaremos identificar los frentes, que
por el momento los podemos agrupar esquemáticamente en seis frentes:
1. Las organizaciones obreras y sindicales
Un buen número de ellas, viven un renacimiento asombroso a partir de
la Reunión de Seattle, (EE.UU de noviembre 1999).
2. Los movimientos campesinos
Ellos ocupan una posición central en la nueva sociedad civil planetaria.
Sus organizaciones son poderosas, con movilidad, animadas por dirigentes y
militantes muy determinados. Uno de los más emblemáticos es el Movimiento
de los Sin Tierra en Brasil (M.S.T.), que dio origen a la “vía campesina”.
Agrupa numerosas organizaciones de pequeños agricultores, trabajadores
agrícolas, indígenas desplazados a través del mundo. Incluso en países
ricos, como es el caso de la Confederación campesina de Francia.84
3. Mujeres que luchan contra la discriminación sexual
El movimiento de lucha por los derechos de las mujeres, presentes en
los cinco continentes; comenzó a agruparse con ocasión de la Marcha
Internacional de Mujeres en 1998. Su líder emblemático es Olimpe de
Gouges, que en 1792 publicó la Declaración de los Derechos de la Mujer y la
ciudadana. Fue guillotinada.
4. Los pueblos originarios y sus sociedades tradicionales precapitalista
Una fuerza que inesperadamente ha comenzado a emerger y
constituirse en base importante de los movimientos de resistencia.
La unificación del planeta por la “racionalidad del capital” mundializado,
choca con las culturas originarias. En la medida que la memoria colectiva
local resista – a través de sus fiestas, ritos, lengua, transmisión de mitos y
creencias – los depredadores y su reino no podrán asentarse definitivamente.
El deseo de creerse y ser ellos mismos alimenta la esperanza de futuros
combates. Una identidad alternativa subsiste porfiadamente, incluso en
aquellos lugares donde esta tradición se ha ido diluyendo.
La herencia cultural y la cosmovisión de los pueblos indígenas de
México (Movimiento de Liberación Zapatista), el formidable movimiento de
Comunidades Indígenas Aymarás del Altiplano en Bolivia o de Comunidades
Quechuas en Perú o de los Mapuche en Chile, muestran la voluntad de lucha
de los pueblos originarios.
5. Movimientos y partidos ecológicos
Son particularmente poderosos y actúan en Europa y Asia, donde la
destrucción de la naturaleza ha sido enorme; pero estos Movimientos
aparecen también en África y los países árabes.
En su capacidad para desarrollar alianzas, destacan los Partidos
Verdes de Francia con los de Camerún para impedir la destrucción de la
Selva Virgen por la construcción de un oleoducto impuesto por el Banco
Mundial.85
6. Los grandes movimientos sociales (ONG)
Ellos pretenden pensar, criticar y combatir el orden mundial de manera
total; no sólo sectorial. Luchan contra el orden planetario que pretende
imponer el capital financiero.
Una de las expresiones más concretas y difundidas es ATTAC, nacido
en Francia en 1997 y que se ha expandido por buena parte del mundo. En su
origen su plataforma de lucha fue la “Tasa Tobin”, un impuesto a los capitales
especulativos para crear un fondo administrado por Naciones Unidas para
financiar proyectos de infraestructura sanitaria y escolar en los países más
desfavorecidos.
Hoy en día, son más de 40 asociaciones nacionales las que “luchan por
reapropiarse en conjunto del porvenir de nuestro mundo”.
 
Bertolt Brecht nos habla de la máquina infernal de la dictadura de los
“márgenes de ganancia” impuesta por los capitalistas. Contra esta dictadura y
esta máquina infernal, ATTAC lucha por la mundialización de la reivindicación
de los derechos democráticos y por la solidaridad entre los frentes. Es hoy
día, una de las principales conciencias críticas contra el orden mundial
establecido por los depredadores del capital mundializado.
Podríamos mencionar muchas otras organizaciones y movimientos que
han recorrido caminos parecidos. Nacidos de combates sectoriales, han
llegado a ser movimientos que combaten las bases mismas del modo de
producción y dominación capitalista.
Hay organizaciones de origen cristiano (Jubileo 2000, difundido en
Europa, USA); organizaciones de cooperación que luchan por los derechos
de los niños o por los derechos humanos, como el caso de Amnistía
Internacional que ahora trabaja, además, por las luchas sociales, económicas
y culturales de los pueblos étnicos víctimas de la tiranía de las oligarquías del
capital financiero mundializado.
Grupos de expertos, algunos de ellos antiguos asesores de
multinacionales o del FMI o BM; que han creado centros para trabajar por
problemas como el agua, el medio ambiente, la discriminación y otras
materias importantes.
Estos intelectuales organizados de los movimientos populares, se
plantean como tarea: “hacer pedazos los fundamentos ideológicos de su86
lógica (la de los amos del mundo). Mostrar la inconsistencia de su doble
lenguaje. Apoyarse sobre la realidad”.
“Encontrarse sin unificar” es lo que algunos ambicionan para esta nueva
sociedad civil planetaria que va emergiendo. Esta coordinación debe tomar la
forma de una red capaz de asociar a los individuos y los grupos; de manera
tal que nadie pueda dominar o reducir a los otros y que puedan conservarse
todos los recursos relacionados con la diversidad de expresión, de puntos de
vista y de programas. No nos está prohibido esperar que la confrontación
democrática de un conjunto de individuos o grupos que reconociendo
propuestas comunes, pueda generar una respuesta coherente y sensata
sobre aspectos fundamentales, frente a los cuales ni los sindicatos ni los
partidos políticos pueden aportar una respuesta global.
La nueva sociedad civil planetaria, es una sociedad, un proyecto, en
gestación que no es comparable a ninguna de las formaciones sociales que
la han precedido.
¿Cuál es la realidad hoy en día?
Algo que caracteriza a una buena parte de movimientos y ONG’s de
esta nueva Sociedad Civil Planetaria es que cuidan su particularidad como un
tesoro muy preciado.
Toda jerarquía entre ellos es descartada. Detestan la estandarización
sea de lenguaje, de métodos de lucha o de análisis y la uniformidad. Sus
militantes son apasionados del intercambio de ideas, del dialogo constante.
Su enemigo común: El Monolitismo.
A pesar de estos sentimientos de rechazo a una integración
transnacional, estos movimientos son capaces de unificar en cortos períodos
acciones coordinadas y potentes, como han sido las grandes manifestaciones
contra las reuniones de los poderosos.
Algunos llaman a esta nueva Sociedad Civil Planetaria, un “Internet
viviente”.
Es erróneo considerar como fragilidad esta forma de actuar de manera
dispersa. En primer lugar debemos considerar que todas estas resistencias
particulares están basadas en una convicción y en una esperanza común. En
segundo lugar, una resistencia con múltiples cabezas, es bastante más eficaz
que un mando unidireccional que en el siglo XX fue la característica de
luchas como Argelia, Vietnam, África del Sur, Cuba.87
Toda identidad colectiva tiene un origen local, se nutre de una
experiencia particular. Mientras más local es más fuerte.
Ha sido el caso de las organizaciones indígenas de Ecuador, que ha
derribado un Gobierno y luchado contra las petroleras norteamericanas. Es el
caso de los Sin Tierra de Brasil que junto a la figura del Ché Guevara tiene la
del Rey Zumbi, Jefe de la rebelión de esclavos negros de Brasil en el siglo
XVIII y líder del Kilombo de Palmares.
Regis Debray explora sobre esta contradicción: mientras más se
universaliza la economía, más se fragmenta la política. Como si los antiguos
territorios de lo imaginario se recomponen mejor mientras más se van
descomponiendo en el aspecto técnico. La eficacia de un grupo se basa en
su homogeneidad, la vitalidad de su imaginario de convocación, en la
duración de su nudo central de fundación.
Sólo podemos desmantelar un mundo, si somos nosotros
mismos, los depositarios de una memoria, de un imaginario, de
una identidad segura. Esta memoria, este imaginario, esta
conciencia para si mismo, esta autonomía sólo pueden ser
locales.88
IV
LAS ARMAS DE LA LUCHA
Algunos expertos en sistematización histórica, afirman que en el siglo
XX y XXI se han dado sucesivamente tres formas de poder total: los
bolcheviques, el nazismo y la TINA. Este es la abreviación inglesa de “There
is not alternative”: no hay alternativa, la TINA está en el fundamento del
Imperio de los Depredadores.
El enunciado fundacional de la TINA es el siguiente: “No hay alternativa
al sistema que ha emergido del mercantilismo, puesto en funcionamiento por
las Empresas apoyadas en los Estados que luego han ido declinado bajo
diversas maniobras tales como la mundialización y el libre intercambio”.
En oposición a la TINA está la reinvidicación del imperativo moral que
existe en cada uno de nosotros. El ser humano es el Sujeto de la Historia,
tanto de su propia historia como de la historia del mundo.
Estos historiadores denominan como: “gigantescas personas
inmortales” a las sociedades transnacionales de las finanzas, de la industria,
de los servicios y del comercio que hoy en día gobiernan el planeta. Ellos los
oponen a las personas reales de carne y hueso.
Contrariamente a los agentes de otros sistemas que los han precedido
en la historia, las “personas inmortales” no llevan adelante ningún combate
de ideas. No se enfrentan con la intelectualidad en debates parlamentarios,
en medios de comunicación o con grandes políticos exaltados. Silencio,
discreción absoluta. Se niegan a replicar o confrontarse. Trabajan en la
sombra. “Las gigantescas personas inmortales” no se dedican más que a una
sola actividad: la búsqueda de la utilidad máxima en el menor tiempo. No
buscan convencer.
¿Por qué actúan de esa manera? La conducción de los mercados y de
los medios de comunicación indispensables para manejar la opinión pública,
están firmemente entre sus manos. ¿Para qué fatigarse en convencer a los
recalcitrantes? ¿Para qué explicar su propia praxis si ella va consigo misma y
se desprende de la naturaleza de las cosas? A sus ojos, el silencio metálico
del entorno en que se encuentran va con ellos.89
Para los combatientes de la esperanza, por supuesto, ese silencio
presenta un primer problema: ¿cómo hacerle frente?
Un segundo problema que se presenta: el imperio del capital
mundializado es prácticamente invisible. Las famosas personas inmortales
son sociedades anónimas. Como el crimen implica criminales, solo se puede
denunciar a personas de carne y hueso. Tanto el código penal como la
conciencia moral no reconoce más que la responsabilidad individual. Los
asesinos pueden asociarse en bandas, partidos políticos, en organizaciones
de todo tipo; esto significa finalmente que cada uno de ellos posee un rostro.
¿Pero las gigantescas personas inmortales? Ningún grupo de
acusadores, ningún tribunal sabrá cómo detenerlos. Para algunos de estos
criminales es posible definir algunos rasgos, lugares o un ambiente posible
de detectar. Tratándose del capitalismo, sólo existen indicadores: Dow Jones,
CAC 40, etc. Hay que tratar de ver, de detectar un índice. El “Imperio del Mal”
tiene siempre características, territorios, capitales. Es posible ubicarlo. El
capitalismo está en todas partes y en ninguna. ¿A quién dirigir la citación a
comparecer ante un eventual Tribunal de Nuremberg?
Para enfrentar la invisibilidad y el silencio del adversario – y de ser
posible invertir la correlación de fuerzas – los frentes de resistencia
desarrollan una multitud de métodos innovadores.
• Un primer método que se revela muy eficaz consiste en organizar foros
alternativos en la mima fecha y lugar en que se realizan los grandes
eventos de los Amos del Mundo o de sus mercenarios: G – 8, FMI, BM,
etc. Se aprovecha la presencia de las cámaras de televisión y
periodistas venidos de todo el mundo para manifestar las
reivindicaciones, las críticas y proposiciones. Estos foros alternativos se
centran por lo general en los mismos temas que han elegido los
señores. Estos debaten en secreto, ocultos y resguardándose por un
ejército bien armado. Los foros alternativos son abiertos, alegres,
participativos. Los medios de comunicación están presente y difunden
su mensaje en el mundo entero.
Estas grandes manifestaciones públicas van cambiando la correlación
de fuerzas entre los manifestantes y los amos. Además toda
manifestación de masa contribuye a crear un clima colectivo
espontáneo.
Los hombres y las mujeres de la nueva sociedad civil planetaria,
provienen de los más diversos frentes de rechazados o excluidos. Son
frentes de lucha que están separados por miles de kilómetros. Son90
producto de memorias colectivas y herencias culturales diferentes,
hablan lenguas diferentes; pero sueñan con victorias locales y
enfrentamientos con mercenarios con múltiples rostros de los mismos
“Señores”.
Internet los moviliza.
Está más que claro, que detrás de cada foro alternativo hay un trabajo
estratégico y táctico minucioso. Una planificación minuciosa de varios
meses y a veces de varios años. Es necesario evitar a cualquier precio
las infiltraciones, los desbordes y las provocaciones.
Estos grandes foros alternativos han tenido éxito importante, como fue
lo realizado con ocasión de la Reunión Ministerial de la OMC para
acordar el Libre Comercio Total de las Mercaderías (noviembre –
diciembre 1999). En la práctica no pudieron terminar la reunión ni tomar
acuerdos y no han podido reunirse en un país democrático. Tuvieron
que hacerlo en el emirato de Qatar en noviembre 2001.
Luego del Primer Foro Social Mundial de Puerto Alegre en enero de
2001, la nueva sociedad civil planetaria se estructura y se organiza.
Cada vez que los amos del mundo o sus mercenarios intentan reunirse,
miles de hombres y mujeres de la nueva sociedad civil planetaria se
juntan. Los partícipes se reclutan entre militantes sindicales,
movimientos populares, iglesias, ONG y raramente en los partidos
políticos.
Aparecen con un bosque de anuncios y críticas que se levantan; una
multitud movilizada que rodea e invade los lugares donde se reúnen los
amos.
Este método de contramanifestación tiene la virtud de exasperar a los
servidores de los amos.
La mayor parte de los manifestantes son gente pacífica; lo que se
contradice con la violencia utilizada por los policías militarizados de los
países. Emblemático fue el caso de la Reunión del G – 8 en Génova en
julio de 2001 en que fue asesinado un joven estudiante y hubo una
brutal represión a los manifestantes. Se utilizó contra ellos diversas
formas de tortura física y sicológica.
• Un segundo método de combate al que recurren con entusiasmo los
combatientes de la esperanza es la organización de grandes marchas.
Puede tratarse de cruzar una cuidad, un país o varios países.91
La marcha de los pueblos se inscribe en una bella y larga tradición: “El
pueblo en movimiento es una expresión colectiva de fuerza... desde los
tiempos de Moisés”.
Su historia contemporánea comienza con la marcha contra el racismo y
la xenofobia. Se realizó en agosto de 1963, en Washington para apoyar
una ley presentada por John Kennedy y apoyada por Martín Luter King.
La marcha fue muy exitosa. Ambos personajes murieron asesinados:
Kennedy en noviembre de 1963 y Luter King en 1968.
Varias marchas recientes, han tenido éxito social y político importante:
- Marcha de mujeres, que a partir de 1995 se movilizaron en Québec
y otros lugares, hasta culminar en el año 2000 cuando organizaron
una marcha que culminó en el Palacio de Naciones Unidas en New
York, en contra de la violencia y la pobreza.
- Marcha contra la cesantía y la exclusión organizada por los
sindicatos y asociaciones de cesantes en la segunda mitad del año
1990, en que partieron de Tánger, Bosnia, Laponia e Irlanda,
llegaron a Ámsterdam en 1997 con ocasión de una reunión de
ministros de la Unión Europea. Una segunda marcha al Sur también
fue impresionante, llegó a Colonia en junio de 1999 para hacerse
escuchar en la Reunión del G – 8 que tenía lugar en esa fecha.
- El Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra De Brasil
(M.S.T.), utiliza las marchas como instrumento privilegiado de sus
luchas; para formar militantes, informar a la opinión pública y luchar
contra sus adversarios.
Su primera gran iniciativa se remonta al año 1997, cuando en el mes
de abril se juntaron en una vasta explanada en Brasilia con la
siguiente reivindicación: “marcha nacional por la reforma agraria, el
empleo y la justicia”.
Varias de las marchas precedentes habían terminado de manera
trágica, varías marchas en el Estado de Pará, donde aún se practican formas
de trabajo muy semejantes a la esclavitud, más de 2.000 familias que durante
años vivieron a lo largo de los caminos se juntaron para exigir la expropiación
de 42.000 hectáreas de valles y bosques. Pedían la expropiación de las
tierras y que les asignaran títulos de dominio.
Luego de negociaciones y promesas obtenidas en Belén, Capital del
Estado de Pará, el Movimiento terminó trágicamente con el asalto de la
policía militarizada al campamento donde estaban las familias. Muchos
murieron, otros fueron ejecutados, torturados o se dispersaron en lugares
vecinos.92
A pesar de los sucesos trágicos que suelen ocurrir, las marchas siguen
siendo un método privilegiado de lucha para los combatientes de la
esperanza en el mundo entero y de todos los frentes de resistencia. Sobre
todo porque dura varios días. La marcha solidifica a sus partícipes, permite y
favorece la circulación de información, permite el intercambio de experiencias
acumuladas de cada uno. Se desarrolla la amistad y la solidaridad.
En el vasto arsenal de métodos nuevos o reactualizados a los que
recurren los combatientes de la esperanza para hacer frente al silencio de los
Señores y hacer manifiesta su práctica, mencionaremos a un último método:
• La recuperación de espacios públicos, utilizados por algunos grupos
anglosajones.
En la cultura anglo sajona hay tres reinvidicaciones dominantes:
derechos civiles y políticos, derecho al trabajo y derecho a los espacios
públicos. Mucho más que en los países latinos, el derecho a los
espacios públicos es un asunto grave.
En Inglaterra existe una organización que se llama “Reclamemos la
Calle”; que organiza tomas temporales de ciertas calles en extensión de 1 a 2
kilómetros. Con equipos especializados bloquean la zona la noche anterior
para impedir el paso de vehículos y la entrada a la policía.
Se montan espectáculos de teatro, música, venta de alimentos y sólo se
deja circular gente en bicicleta, carros con flores, coches para bebés. Se
sacan todos los avisos publicitarios.
Se negocia o se resiste a la acción de la policía y luego de algún tiempo
se despeja el lugar.
Estas organizaciones parten de la base que todas las calles, las plazas,
los parques pertenecen a la gente y que los depredadores del capital
financiero deterioran y alteran estos espacios públicos, desvirtuando su
función primaria: con letreros con publicidad agresiva, con el ruido, con los
malos olores, la polución inducida por la circulación de automóviles, motos y
taxis. Se trata entonces, de retomar del adversario los espacios que ellos han
robado al pueblo.
Vivir una de estas fiestas organizadas y planificadas para
“reclamar las calles” es para todos los visitantes de Londres
un acontecimiento inolvidable.93
V
LA TIERRA Y LA LIBERTAD
De la misma manera que ATTAC representa la conciencia crítica
colectiva Europea, el Movimiento de Los Sin Tierra (M.S.T.) de Brasil lo
representa para los campesinos del tercer mundo: un formidable laboratorio
de ideas, una fuerza de movilizaciones, un contra poder.
Brasil es, sin lugar a dudas, la más grande potencia económica y
política de América Latina y muy codiciada por las grandes instituciones del
Mundo de los Depredadores.
Brasil es una de las potencias agrícolas más grandes del planeta. La
extensión de sus tierras fértiles es impresionante y con más de 90 millones
de hectáreas aún no colonizadas.
Al interior de las haciendas existen más de 16 millones de hectáreas de
tierras fértiles no cultivadas.
En la actualidad producen 100 millones de toneladas de grano y si
cultivaran todas las tierras podrían triplicar esa cifra.
El modelo de desarrollo agrícola que se ha implantado es el mismo que
se utilizó en USA: gigantescas empresas agroalimentarias que producen para
la exportación, con alta inversión en tecnología y poca mano de obra. La
agricultura familiar ha ido debilitándose porque se considera poco rentable y
se prefiere comprar esos productos en el exterior.
La lógica de los mercenarios del FMI es implacable: un país endeudado
debe priorizar antes que nada el pago a los bancos acreedores ¿Cómo
hacerlo?
Obteniendo divisas en el mercado mundial a través de la exportación;
de esa forma enviar estos excedentes para pagar intereses y parte de la
deuda.
El MST se opone radicalmente a esa política de productividad
desproporcionada, de dolarización de la economía, o a la apropiación de
tierras por las grandes multinacionales, especialmente norteamericanas. Ellos 94
plantean una política orientada prioritariamente a asegurar la subsistencia de
los 23 millones de familias campesinas.
Desde mediados del 2002 el MST se preparó para lanzar una campaña
por todo el país contra la incorporación de Brasil al ALCA; ya que este
significa la pérdida total de toda forma de independencia y soberanía
nacional.
Por la radicalidad y la fuerza de su análisis, por su capacidad de
movilización y práctica de lucha, el MST, se ha convertido en un ejemplo para
muchos otros movimientos populares a través del mundo.
En Brasil, el 2% de los propietarios posee el 43% de las tierras arables.
Algunos hablan del capitalismo eterno ¿Qué se puede entender por esto?
Brasil fue “descubierto”, es decir sometido, ocupado y sus poblaciones
autóctonas expropiadas y frecuentemente destruidas por los invasores
portugueses a comienzos del siglo XVI. El rey de Portugal distribuyó las
tierras robadas a los indígenas con un método simple. El dividió la costa en
trozos. Cada uno de sus generales, almirantes, cortesanos, obispos recibía
un pedazo de costa. El nuevo propietario se ponía en marcha hacía el
interior. Toda la tierra que podía recorrer en línea recta hacía el interior del
continente le pertenecía. Estas nuevas y gigantescas propiedades fueron
llamadas “capitanías”. Incluso en la República estas capitanías han
perdurado de hecho y de esta situación deriva el sistema arcaico y mortífero
de la propiedad de la tierra en Brasil.
El MST lucha por el acceso a la tierra para millones de familias de
campesinos sin tierra que deambulan por los caminos o se hacinan en las
“favelas” de las megapolis. ¿De qué manera? Ocupando las tierras no
cultivadas de los propietarios ausentes.
Forman campamentos donde hacen frente a la adversidad, a la policía y
entregan formación a sus habitantes a través del método de Paulo Freire: la
pedagogía del oprimido.
El sueño de una tierra que los alimente y sea clemente con los pobres
es la fuerza secreta del MST.
Por parte del Estado existe un organismo para la Reforma Agraria y
cuando el MST logra ganar un juicio en contra de propietarios ausentes de
tierras cultivables, se forma una cooperativa que reemplaza al campamento
salvaje de familias sin tierras. El MST los apoya para organizarse, producir y
comercializar los productos. Estas cooperativas pasan a formar parte de una 95
federación del MST, con sede en Sao Paulo. Desde la creación del MST en el
año 1984, más de 250.000 familias han sido instaladas en esos
asentamientos, mientras unos 100.000 están en los campamentos. En esta
última cifra se incluyen las familias que han sido dispersadas por la represión
policial o los “chagunças” (asesinos a sueldo de los propietarios) y viven en
favelas.
El MST considera que actualmente hay más de 4 millones de familias
que luchan por una asignación de tierras para acceder a una vida digna.
¿Cómo prepara el MST las invasiones de tierras?
Los activistas del MST promueven la organización de las familias
campesinas sin tierra que viven por millones en las favelas de las grandes
ciudades. En el inmenso Brasil, gran parte de las favelas son constituidas por
campesinos sin tierras desplazados a las grandes ciudades.
Las emisarios del MST hacen un trabajo paciente y pedagógico con
estos habitantes, visitándolos en las noches. Poco a poco comienzan a
recuperar la esperanza y la dignidad. Los excluidos comienzan a soñar con
un trozo de tierra para alimentar sus familias y tener una existencia con
dignidad y finalmente se deciden a iniciar la lucha.
En un día determinado llegan al alba los camiones del MST o de
organizaciones amigas para llevar las familias a las cercanías del latifundio
elegido. Luego en el mayor secreto, despliegan sus estandartes y proceden a
ocupar la hacienda.
Aproximadamente la mitad de los campamentos logra llegar a
convertirse en asentamientos o cooperativas legales. El resto permanece en
los caminos o vagando por los alrededores, viviendo en tiendas de plástico.
El MST debe luchar contra la corrupción de la justicia, de la política y
del Estado que en la práctica actúa a favor de los grandes propietarios.
En 20 años el MST ha perdido más de 1800 dirigentes víctimas del
asesinato por parte de la policía y los escuadrones de la muerte.
Para los sectores medios y la gran prensa de Brasil, los activistas del
MST son presentados como bandidos, como delincuentes que atacan la
propiedad de la gente noble, utilizando a los miserables campesinos y
seduciéndolos por el alcohol: con estas campañas pretenden justificar o
legitimar la impunidad con que actúa la policía militarizada o los escuadrones
de la muerte contra los dirigentes del MST o contra los campesinos sin tierra.96
A pesar de esta situación, el Movimiento de los “Sin tierra” crece, se
expande y junto con hacer crecer la esperanza de los miserables, hace
crecer el miedo entre los depredadores.
El MST de Brasil, encarna hoy en día para millones de desocupados en
Brasil y en el mundo entero, la esperanza concreta de una revolución
victoriosa.
Siguiendo el ejemplo del MST se han ido organizando otros
movimientos como el caso de los trabajadores sin techo; apoyados por
sindicatos, por la teología de la liberación, el socialismo democrático y otros.
En Sao Paulo han ocupado tierras pertenecientes a grandes propietarios
urbanos especuladores. Surgen por millones las carpas de plástico negro y
los carteles denunciando estas situaciones.
Un ejemplo emblemático del Movimiento de Trabajadores sin techo es
el del Campamento de la colina de Guarulhos, cerca de Sao Paulo; ocupando
unos terrenos donde se había proyectado construir un barrio “exclusivo” por
una compañía de especuladores financieros urbanos; donde estaban
coludidos autoridades municipales y del Estado.
Los pobladores de esta Colina están organizados por sectores y
cumplen labores de ayuda, de vigilancia, de distribución de agua y alimentos,
se preocupan de la formación política de los habitantes de los asentamientos
que llevan nombres de grandes dirigentes que han sido luchadores sociales o
que simbolizan aspiraciones sentidas: tierra y libertad, nuestra tierra, Zumbí
de los Palmares que encabezó una rebelión en el siglo XVIII, Paulo Freire
(pedagogo antifascista), Chico Méndez (líder campesino asesinado) y
muchos otros. Tienen escuelas donde participan todos y son apoyados por
profesores y estudiantes que trabajan una educación liberadora. Con frases
como:
- En una cabeza vacía habita el diablo.
- Quien tiene hambre está condicionado.
- Castigo para los asesinos de Carajas (una masacre de campesinos
sin tierras en la Amazonía).
En el terreno, la situación del campamento de la Colina de Guarulhos
está en compás de espera. El Estado de Sao Paulo no es la Amazona. La
organización de una provocación seguida de una masacre como la de “El
Dorado” de Carajas no aparece como posible. El Estado de Sao Paulo cuenta
con una opinión pública lúcida, una prensa fuerte e independiente, un97
sindicalismo fuerte y una iglesia católica muy ligada a las causas de los
trabajadores sin tierra.
¿Los asesinatos selectivos?
Lo han intentado los Señores de la mafia.
Pero el servicio de seguridad del campamento, que está muy bien, ha
logrado impedir, hasta el momento, varias tentativas en este sentido.
Hasta ahora, la salida y el futuro de la batalla de Guarulhos
permanece incierta; como parte de esta larga lucha de los
pobres y oprimidos por la tierra y la libertad.98
A modo de conclusión:
EL ALBA
“Dios no tiene más manos que las nuestras”
Georges Bernanos
El escándalo de la verdad
Para ciertos filósofos de la época de las luces, en particular J.J.
Rousseau – una sociedad natural precedió a la sociedad civil. Esta última, a
su vez, dio nacimiento a la sociedad política, es decir, al Estado.
Según Rousseau, cada etapa de esta cadena ha significado un
progreso cualitativo. La sociedad natural es “inferior” a la sociedad civil. La
sociedad civil, para asegurar la expansión completa del ser humano debió
dejar paso a la República.
La sociedad natural en esta concepción, es una formación social
precisa, que no era gobernada por la casualidad ni por la violencia, que
conoció instituciones que garantizaban el orden social: eran principalmente la
familia, el clan y la tribu.
Pero estas instituciones eran frágiles y su radio de acción era limitado.
En cuanto a la sociedad natural, el ser humano sólo se siente solidario con
los que conoce físicamente o con quienes se siente unido por un parentesco
de sangre o por un mito. Quien está fuera de la familia, el clan o la tribu es un
extraño que representa una alteración radical, una amenaza o algo
impredecible. Por tanto, hay que combatirlo, aplastarlo o si no matarlo.
La sociedad natural es una sociedad primitiva y débil y tiene poco que
ver con las civilizaciones complejas que se comenzaron a construir a partir de
la antigüedad, de la Edad Media, del Renacimiento.
La civilización nace de la Sociedad civil ¿De qué manera?
En un momento determinado de la historia (hipótesis) los hombres
comenzaron a desarrollar relaciones con otros hombres más allá de las
familias, el clan o la tribu y que no son de su misma sangre.99
Con el nacimiento de la sociedad civil – con sus normas, moral e
instituciones – el hombre se hace solidario con otros hombres que no conoce
y que posiblemente nunca encontrará.
Rousseau distingue varios niveles:
• Un primer nivel de la cronología histórica es la sociedad natural, la primera
de las formaciones sociales conocidas y situadas muy lejos en la historia.
Como contrapartida, hay un periodo histórico muy corto que separa la
sociedad civil del surgimiento de la sociedad política.
• El segundo nivel del análisis de Rousseau es existencial. En el curso de
su socialización el individuo contemporáneo pasa necesariamente por los
tres estados sociales. La sociedad natural es en cierta medida, la fuente
de su socialización, la matriz primera de su desarrollo humano.
Rousseau afirma: la más antigua de las sociedades y la única natural es
la familia. Los niños permanecen ligados al Padre, tanto tiempo como tienen
necesidad de él para conservarse. Tan pronto como termina esa necesidad,
esa relación termina. Si ellos permanecen unidos es por un acuerdo
voluntario, ya no es natural y si la familia permanece unida es por una
convención. Esta libertad común es una consecuencia de la naturaleza
humana. Su primera ley es la de velar por su propia conservación, los
primeros cuidados son los que se brindan a si mismos y tan pronto como
tienen la edad para razonar y los medios para conservarse, se convierten por
ello en su propio dueño.
En este libro, hemos recurrido con frecuencia a la expresión
“capitalismo de la selva”. En la medida que se paralizan las funciones del
Estado y que se afirma el capital financiero, la sociedad misma se va
debilitando, aparece la Selva amenazante. Se produce una regresión: la
figura del gladiador se convierte en la figura emblemática del modelo señorial
dominante. El fuerte tiene la razón, el débil se equivoca, toda falla se atribuye
solamente a una falla del individuo. Los principios fundacionales del dogma
neoliberal – maximización de la ganancia, competencia sin límites ni
protección, universalización del intercambio mercantil y liquidación de las
culturas autóctonas – contradiciendo radicalmente todos los valores
heredados del Siglo de las Luces. Considerando que estos valores
constituyen el fundamento de la civilización europea.
De esta forma, no solamente el Estado y la sociedad política, sino
también la sociedad civil tal como lo concibe Rousseau son puestos en
retirada por el Imperio del Capital.100
A primera vista podremos pensar, entonces, que el Imperio del Capital
salvaje, vuelve a enviar a la humanidad al estado natural. Esta visión sería
errónea, ya que por frágil que sea la sociedad natural, ella implica ciertas
estructuras fundamentales de un orden social: la solidaridad, la reciprocidad,
la complementariedad entre los seres, nada de ello se produce con el
capitalismo de la selva.
Metiendo bajo su tutela al Estado Nacional, desnaturalizando su
capacidad normativa, las oligarquías reinantes del capital mundializado no
vuelven a enviar a las sociedades que agreden al Estado de Naturaleza.
sobre las ruinas de la sociedad política, no renace como por encanto la
sociedad de antaño.
¡Observemos las grandes ciudades del hemisferio sur con todas sus
miserias y desigualdades que cada vez son mayores y más profundas, con
niños abandonados, prostitución, delincuencia, robos, etc.
En todos los lugares en que las garras del Imperialismo reinan en gloria
y majestad, toda forma de vida social organizada desaparecerá.
¿Con qué consecuencias políticas?
La universalización por la fuerza del consenso de Washington provoca
una transferencia de soberanía. Se conserva el envoltorio institucional de los
Estados, casi intactos; pero el poder que ejerce a través de las instituciones
estatales se va ejerciendo progresivamente por los aparatos del capital
financiero. Son los propios nuevos amos los que han bautizado este poder
como “gobierno global sin estado”.
La situación no es tan simple, nos enfrentamos a un teatro de las
sombras. En la vitrina de la actualidad son los Estados los que actúan; los
que designan los dirigentes del FMI, el BM, la OMC: son los estados los que
formalmente administran las instituciones y definen sus estrategias.
Pero eso no es más que la apariencia de las cosas, la realidad es
diamémalmente diferente.
En la práctica, los Estados quedan como figuras de referencia pero sus
representantes ejercen cada vez menos un poder real. Podemos decir hoy en
día que la racionalidad del capital financiero mundializado es el que sobre
determina la reflexión y la acción de la casi totalidad de los Estados, tanto del
sur como del norte, eso si, con diferencias notables si se trata de un Estado
rico o uno pobre.101
Un jefe de Estado como el de Francia puede negociar o a veces
imponer ciertas condiciones a las grandes multinacionales, como la defensa
de su patrimonio cultural. En cambio un jefe de Estado de un país
subdesarrollado no puede ni negarse, ni detener las consecuencias o
acuerdos del capital financiero, quedando a su suerte y a merced de los
mercenarios de los grandes señores, al igual que un mendigo a los bandidos
del camino.
Para darnos cuenta de la medida en que los Estados pierden el control
de sus respectivas economías, analicemos la medida de la OMC llamada
“tratamiento nacional ampliado”, que permite a las empresas multinacionales
beneficiarse en cada país con las reglas impuestas por este acuerdo ¿De qué
se trata?
De la prohibición a los gobiernos de cualquier medida que puede
favorecer a industrias nacionales respecto a las multinacionales en el plano
de la tributación, aduana o subvención.
La OMC exige las mismas condiciones para todos los inversionistas,
sean nacionales o extranjeros. Esto equivale a liquidar pura y simplemente la
soberanía de los Estados.
Los depredadores y sus mercenarios tienen a los Estados bajo sus
reglas y, en la práctica, junto a los parlamentos democráticos elegidos por los
ciudadanos, existen los “parlamentarios virtuales” instituidos por la Ley de la
Oferta y la Demanda. Sin decirlo, entre el Parlamento Republicano y el de los
mercaderes existe un abismo: el que separa la soberanía ficticia formal de la
real de los todopoderosos. Cada vez más es el “parlamento virtual” el que
decide el destino de la gente y de las cosas.
En la historia humana la soberanía constituye una conquista mayor, ha
construido las libertades públicas, los derechos humanos. En resumen, el
contrato social encarna la voluntad colectiva, la igualdad frente a la ley, la
autonomía de los ciudadanos. El parlamento y el gobierno que elegimos son
soberanos: están para proteger la ley y garantizar el orden.
¿Cómo nace la ley? Cada ciudadano se desprende de una parte de su
libertad para que la libertad de todos sea protegida. La ley debería encarnar
el interés general y permitir defender la vida de cada uno.
La soberanía conquistada por las “gigantescas personas inmortales”
constituye la pura y simple negación de estos principios y de las instituciones
por la violencia; no tienen nada que ver con los derechos humanos, las102
libertades públicas, la autonomía de los ciudadanos. Ellos engendran la
alienación y la esclavitud.
Una “mega corporación” que domina un país del tercer mundo, no
reinará posiblemente por una eternidad, pero sus víctimas no pueden
controlarla ni alterarla. Y ningún poder del mundo, salvo otra
“megacorporación” podría poner fin a su imperio.
Lo que los filósofos de las luces no podían imaginar ni en sus peores
pesadillas está por realizarse hoy en día: una tiranía privada ejercida sobre
todos los pueblos por las personas inmortales.
Será inútil remover las ruinas. Pretender restaurar el Estado
Republicano sería absurdo.
Los depredadores y sus mercenarios han socavado sus fundamentos
privatizando el mundo. Pero ellos no han logrado desvanecer la esperanza, el
sueño de la libertad inserto en lo más profundo del ser humano. Una canción
campesina de Venezuela resume su fracaso:
Se puede matar al hombre,
Pero no matarán la forma
En que se alegraba su alma
Cuando soñaba ser libre.
La historia nos reserva muchas sorpresas! Durante más de un siglo los
revolucionarios han soñado con la desaparición del Estado, con la abolición
de toda forma de represión, en resumen: la libre federación de productores
libremente asociados. Ahora no son los revolucionarios libertarios, sino los
depredadores y lacayos los que han asesinado al Estado.
La vía está entonces libre para la nueva sociedad civil planetaria.
Karl Marx hacía una advertencia: un revolucionario debe ser capaz de
“escuchar crecer la hierba”. Una sociedad planetaria radicalmente nueva,
compuesta de organizaciones sociales, de organizaciones no
gubernamentales, de sindicatos renovados, de todos los modos de
organización, de estructuras mentales, de métodos de lucha totalmente
inéditos está en formación delante de nuestros ojos. Para comprenderla se
necesita un especial cuidado: una ausencia completa de ideas
preconcebidas.103
Franz Hinkelhammert escribía: “Quien no quiere crear el cielo en la
tierra, crea el infierno”.
La nueva sociedad civil planetaria reivindica el derecho a la vida. Para
ella no existe ni enemigos principales ni enemigos secundarios o de tercer
orden.
Todo el que impide el surgimiento inmediato, concreto y sin limitaciones
de la vida, es su enemigo.
Ella vive con la contemporaneidad, la más absoluta, el tiempo es el de
la vida humana. Ha internalizado ese pensamiento: nuestra única verdadera
propiedad es el tiempo.
De todo esto se desprende la radicalidad de su reivindicación. La
batalla que no se gana hoy, corre el riesgo de perderse para siempre.
Muchos voceros del capital financiero han desafiado a los combatientes
de la esperanza a plantear programas concretos para discutir.
En enero de 2002 se reunieron más de 60.000 personas en el Segundo
Foro Social de Porto Alegre y plantearon un programa muy concreto:
Exigen la abolición del FMI y de la OMC, la supresión de los paraísos
fiscales, la independencia de los bancos centrales; el cierre de la bolsa de
materias primas agrícolas de Chicago, la revisión sin compensación de la
deuda externa de los países del tercer mundo; la puesta en práctica de la
Tasa Tobin y del control público de la fusión de empresas; la creación en el
seno de Naciones Unidas de un Consejo de Seguridad para los asuntos
económicos y sociales; la reivindicación de los derechos económicos,
sociales y culturales del hombre y su inclusión en las leyes de los países.
Está en gestación la sociedad civil fraterna y solidaria, más libre y más
justa que nace sobre un planeta avasallado por los depredadores ¿Cuál será
su rostro? Nadie lo sabe. Los combatientes de la esperanza saben con
exactitud lo que no desean, pero su certeza se detiene ahí.
Millones de personas a través del mundo están comenzando a
despertar.
No aceptan la privatización del mundo. Están decididos a organizarse, a
luchar por otro mundo.104
Una inmensa lista de insurgentes está en marcha. Avanzan en la
incertidumbre, cojeando.
La liberación de la libertad del ser humano es su horizonte.
La legitimidad del movimiento es indiscutible. Hablan a nombre de
millones de víctimas a lo largo de siglos. Los acompaña una invisible multitud
de mártires.
La multitud incalculable de los que fueron desterrados de
África a América, los que han caído en las trincheras de
guerras imbéciles, los quemados vivos por el NAPALM, los
torturados hasta la muerte en las cárceles de los perros
guardianes del capitalismo, los fusilados en muchos lugares
por rebelarse, los cientos de miles de masacrados en
Indonesia, los indígenas desplazados en América, los miles de
asesinados en China por exigir la libre circulación de las
opiniones... De todos ellos han recibido las manos de los
vivientes la llama de la rebeldía, de quienes han sido negados
en su dignidad. Manos que muy pronto estarán inertes, las de
esos niños del tercer mundo que por la mal nutrición mueren
por decenas de millones; manos sin carne de pueblos
condenados a rembolsar los intereses de una deuda externa,
cuyos dirigentes nacionales robaron su capital, manos
temblorosas de los excluidos que son cada vez más
numerosos que están a los costados de la opulencia... manos
con una trágica debilidad y por el momentos desunidos. Pero
ellos no pueden dejar de juntarse algún día. Y ese día la llama
de la que ellos son portadores, abrazará a todo el mundo.
105
 
ÍNDICE DE LAS MATERIAS
PRESENTACIÓN 2
PREFACIO : LA HISTORIA MUNDIAL DE MI ALMA 3
PRIMERA PARTE : LA MUNDIALIZACIÓN 6
Historia y Conceptos
I. Una economía de Archipiélago 7
II. El imperio 11
III. La ideología de los amos 16
SEGUNDA PARTE : LOS DEPREDADORES 25
I. El dinero de la sangre 26
II. La muerte del Estado 32
III. La destrucción de los seres humanos 37
IV. La devastación de la naturaleza 41
V. La corrupción 43
VI. Los paraísos de los Piratas 46106
TERCERA PARTE : LOS MERCENARIOS 49
I. La OMC como máquina de guerra 50
II. Un pianista en el Banco Mundial 55
III. Los pirómanos del F.M.I. 58
IV. Las poblaciones no rentables 64
V. La arrogancia 70
CUARTA PARTE : DEMOCRATIZAR EL MUNDO 73
I. La esperanza:
La nueva sociedad civil planetaria 74
II. El principio de la generosidad 78
III. Los frentes de resistencia 83
IV. Las armas de la lucha 88
V. La tierra y la libertad 93
A MODO DE : EL ALBA 98
CONCLUSIÓN107
Los mercenarios sirven con esmero las órdenes de Los Depredadores
en el seno de la Organización Mundial de Comercio, del Banco Mundial, del
Fondo Monetario Internacional. Este libro le sigue los pasos a los “sátrapas”
de estas instituciones por encima de toda sospecha, dejando en claro la
ideología que los inspira y nos ilumina crudamente acerca del rol que juegan
en concomitancia con el imperio norteamericano.
Pero, un poco por todo el mundo, la Resistencia se organiza en el seno
del extraordinario frente que agrupa a tantos “rechazados” locales, portadores
de esperanza. Es la nueva Sociedad Civil Planetaria de la cual Jean Ziegler
nos muestra aquí la riqueza, la diversidad, la determinación.
La potencia de este libro comprometido no debe sorprendernos; la
gente de la cual esboza su retrato, Jean Ziegler los ha encontrado a menudo;
las instituciones que critica las conoce desde adentro, todos esos
movimientos de resistencia, él los frecuenta y aprecia. Además tiene prisa.
Jean Ziegler, es investigador especial de Naciones
Unidas por el derecho a la alimentación.
Autor de numerosas obras sobre el Tercer Mundo,
ha publicado especialmente “Suiza lava más blanco”
(1990), “Suiza, el oro y los muertos” (1997), “Los señores
del crimen” (1999).

Buscar en este blog